El Programa Erasmus

Los alumnos de FP de grado superior podrán acceder a una beca Erasmus

La Comisión Europea se debate entre la calidad o la cantidad de las ayudas

Los estudiantes de Formación Profesional (FP) de grado superior podrán acceder a las becas Erasmus de intercambio a partir de 2007, según ha establecido la Comisión Europea. Así lo aseguró la directora de la Agencia Española Erasmus y vicesecretaria general del Consejo de Coordinación Universitaria, Pilar López Luna. Así, estos alumnos se sumarán a los que ya se benefician de este programa, los estudiantes universitarios y los de otras enseñanzas superiores (arte dramático o enseñanzas artísticas).

Además, en medio de las negociaciones de los presupuestos comunitarios para el periodo 2007- 2013, la Comisión Europea debate la revisión de los criterios de reparto de estas becas. "Se ha planteado el objetivo de llegar a los tres millones de erasmus en 2010 [hasta ahora, el número acumulado de estudiantes es algo menor de dos millones]. Sin perder de vista ese objetivo, se está debatiendo si es mejor llegar al mayor número de gente con la beca actual o llegar a menos pero con mejores ayudas, tanto en su cuantía como en la atención a los estudiantes", explica López Luna. También se debate en el seno de la Comisión, aseguró, la manera de calcularlas, es decir, si hacerlo en función de los ingresos familiares del estudiante, como ya hacen algunos países, por ejemplo, o en función de nivel de vida del país de destino.

Más información
Erasmus: inmersión en otra cultura

En España, la manera de calcularlo es equitativa: simplemente se divide el presupuesto entre el número de becas concedidas. La beca media en el curso 2004- 2005 era de 215 euros al mes, explica López, pero no todos los alumnos tienen por qué recibir lo mismo; las comunidades autónomas y las universidades complementan este monto con sus propios presupuestos.

Del total, una parte de los fondos los aporta la UE (96 euros mensuales de cada ayuda), otra el Ministerio de Educación (5,1 millones de euros en total en 2004- 2005), las comunidades autónomas (4,6 millones ese curso), las universidades (6,5 millones), entidades bancarias (2,24 millones) y otros organismos (466.000 euros).

La responsable de la Agencia Española Erasmus recalca que las ayudas de este programa son para "compensar" los gastos de desplazamiento y las diferencias del nivel de vida y que el estudiante no paga la matrícula en el país de destino. La agencia reparte los fondos entre las universidades, que los gestionan. Los campus establecen convenios directamente con otras universidades europeas y cada facultad envía anualmente el número de plazas de cada carrera que oferta. Normalmente, hay más aspirantes que plazas, por lo que los responsables universitarios tienen en cuenta los expedientes académicos, la motivación y el dominio del idioma del país de acogida para repartir las becas entre sus alumnos. La Comisión Europea trabaja también para conseguir más recursos para las universidades y que las agencias estatales sean independientes del Gobierno y aglutinen todos los programas de intercambio, asegura López Luna.

Sobre la firma

J. A. Aunión

Coordinador del espacio de Educación de EL PAÍS. Especializado en información educativa durante más de una década, también ha trabajado para las secciones de Local-Madrid, Reportajes, Cultura y EL PAÍS_LAB, el equipo del diario dedicado a experimentar con nuevos formatos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS