España envía un avión con ayuda humanitaria para los afectados

La Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) enviará a mediodía de hoy un primer avión con ayuda de emergencia a Indonesia para los afectados por el terremoto de Java. En él viajará un equipo de expertos en ayuda humanitaria que entregará la carga a la Agencia Nacional de Indonesia para la atención de desastres. Además, distintas organizaciones humanitarias están ya trabajando en la zona afectada por el temblor y recabando fondos.

La primera carga del avión está compuesta por tiendas de campaña, mantas y medicinas, fundamentalmente antibióticos, tal y como solicitó el personal de la Embajada indonesia durante una reunión mantenida ayer con la AECI. También viaja un equipo de técnicos de ayuda humanitaria de la agencia para hacer entrega de la carga y evaluar envíos posteriores.

Más información
Los supervivientes del terremoto de Java buscan familiares entre los escombros

La agencia ha hecho una reserva presupuestaria de 500.000 euros para atender la catástrofe. Por su parte, la Comisión Europea, a través de su Departamento de Ayuda Humanitaria (ECHO), tiene previsto destinar por la vía de urgencia hasta tres millones de euros, según un comunicado. De momento está a la espera de una solicitud de fondos de la Cruz Roja.

Mientras, distintas ONG trabajan sobre el terreno, con personal que se encontraba en otras zonas de Indonesia o en países cercanos. Así, Olaf Valverde, de Médicos Sin Fronteras (MSF), llegó ayer desde Yakarta y ha recorrido la zona más afectada, el distrito de Bantul, para evaluar la situación. "Es espeluznante", describe. "La gente necesita la ayuda ya, porque los heridos lo están desde el sábado, y si no se les cura en tres o cuatro días se les pueden hacer gangrenas", explica este médico español.

Agotamiento del personal

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El primer paso es atender a los cerca de 20.000 heridos del seísmo, que al sufrir en la mayoría de los casos de traumatismos, sobre todo en la cabeza y los pies, necesitan hacerse curas con frecuencia. Uno de los problemas, según Valverde, es la sobrecarga y el agotamiento del personal sanitario. Así, en el hospital de Bantul, con capacidad para unas 200 personas, hay 600, y 140 enfermeras para atenderles, que llevan 48 horas continuadas de trabajo. "Más que cirujanos, lo que se necesitan son más enfermeras, sobre todo nacionales", opina.

El siguiente paso es alojar a las más de 100.000 personas desplazadas en zonas en las que la devastación es "enorme", como asegura Paulette Song, de Oxfam Internacional, con escasas comunicaciones y sin electricidad, a lo que hay que añadir la tromba de lluvia torrencial que cayó ayer.

Cruz Roja Española ha desplazado a Bantul y Klaten, las zonas más cercanas al epicentro del seísmo, material para potabilizar agua y saneamiento. Otras organizaciones, como Unicef, Save the Children o Plan International, han distribuido ayuda. Cáritas atiende a heridos en sus siete hospitales en Semarang, en el centro de la isla, y ha desplazado 10 médicos y 100 enfermeras a la zona del seísmo. Médicos del Mundo también ha enviado cooperantes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS