Meteorología: "No es una solución"

El Instituto Nacional de Meteorología (INM) cuestiona la "efectividad científica" del método de lluvia artificial que utiliza yoduro de plata sobre las nubes, sistema que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quiere poner en marcha para combatir la sequía. "No está probado científicamente que la relación coste-beneficio aconseje la implantación de este sistema. Y lo que no puede contemplarse de ninguna manera es que este método sea una solución para la sequía", afirmó ayer Ángel Ribera, portavoz del INM.

Según Ribera, "sembrar yoduro de plata sobre las nubes es un método antiguo que se emplea, sobre todo, para evitar que crezcan mucho las gotas de granizo y destrocen las cosechas".

"También se usa para estimular la precipitación de ciertas nubes, que tienen potencial para precipitar, pero que, por alguna razón, no lo hacen. Crea gotitas de lluvia en algunas condiciones y zonas muy específicas", prosiguió Ribera. El portavoz recordó que hace años que este sistema es conocido por la Organización Mundial de Meteorología (OMM), y que incluso en 1976, en España, se realizó el mayor ensayo científico sobre esta técnica: el Proyecto de Intensificación de la Precipitación. "No hubo resultados concluyentes. No había una señal clara de que económicamente pudiera obtenerse un beneficio con ese tipo de actividades", dijo.

El sistema, según Ribera, funciona en casos muy específicos, con unas nubes determinadas y ciertas condiciones de estabilidad de la atmósfera. Por ejemplo, en España se emplean desde hace años aerogeneradores de yoduro de plata en la cuenca del Ebro, para minimizar los impactos de granizo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS