JOSEP PIQUÉ | Presidente del PP de Cataluña

"La línea está muy clara; si alguien piensa distinto es problema suyo"

Josep Piqué estuvo a punto de dimitir hace unos meses, pero ahora se siente reforzado por Mariano Rajoy.

Pregunta. ¿Está satisfecho con el resultado, a pesar de la caída?

Respuesta. Nos hubiera gustado subir, pero hemos mantenido nuestras posiciones de manera muy sólida. Con todo lo que ha caído, el resultado es bueno.

P. Un partido como el PP, que aspira a gobernar España, ¿puede permitirse ser la cuarta fuerza en Cataluña y con la quinta más cerca que antes?

R. Somos la cuarta fuerza política desde hace tres años, y a pesar de eso todo el mundo sabe que podíamos ganar las elecciones de 2004.

P. Pero el escenario deja sin juego político al PP, que no puede pactar con nadie. ¿Descoloca esto la estrategia de Rajoy de abrir cauces para entenderse con CiU en algún momento?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Más información
Rajoy fuerza el cierre de filas con Piqué y Arenas frente a las críticas de Zaplana

R. Nuestra aspiración era volver a ser decisivos para que el tripartito no fuera la opción prioritaria, como ahora parece. Pero quien ha pinchado es CiU. No vale la pena subir sólo dos diputados después de haber pactado con Zapatero a espaldas de todo el mundo, de hacer la campaña más agresiva, de haberse gastado un dinero impresionante que tendremos que comprobar y habrá que ver cómo se devuelve. Les ha salido muy mal la operación.

P. ¿Puede este resultado alentar a quienes le critican dentro del partido y en los medios con gran influencia en la militancia?

R. Todos tenemos un problema con la abstención. La clase política catalana está bajo mínimos en cuanto a prestigio e imagen. Nosotros hemos hablado de los problemas de la gente. ¿Que puede haber críticas porque se han ido 25.000 votos a Ciutadans? Es importante que quienes critican sepan que la fuerza de algunos se cuantifica en esos 25.000 votos. Todo el mundo va a saber qué defiende el nuevo partido, que no sólo es el bilingüismo, que lo ha defendido el PP toda su vida. Además, son partidarios del aborto libre, la eutanasia activa o la educación laica. Lo que me sorprende es que desde determinados medios se les dé pábulo a fuerzas que nada tienen que ver con el ideario del humanismo cristiano que defienden esos medios.

P. ¿No teme que esta división del PP pueda generar otros grupos en el resto de España?

R. No creo que haya división en el PP. Sé bien lo que piensan los compañeros en toda España. La línea está muy clara. Si alguien piensa de manera distinta es su problema, no el de la inmensa mayoría del partido.

P. ¿Cree que Eduardo Zaplana también está en esa línea?

R. No voy a mencionar nombres y mucho menos el del portavoz del grupo parlamentario. Estoy seguro de su lealtad hacia el partido.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS