Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

El 'convergente' Enric Juliana

En el artículo titulado ¿Quién teme al ciudadano feroz?, Félix de Azúa tiene a bien situarme en el interior de uno de los círculos del infierno catalanista. Le agradezco que me ubique en un rincón bastante bien ventilado del cuadro dantesco. Y todavía le agradezco más -de corazón, sin rastro de ironía- que elogie mi interés por el buen manejo de la lengua castellana.

Desde mi cómodo apartamento en el Averno, sólo dos puntualizaciones: he escrito en La Vanguardia que el Partido de los Ciudadanos sólo podrá extenderse por toda España con el apoyo de poderes fuertes. Lo mantengo y no creo que ello reste mérito a la entrada de este nuevo partido en el Parlament de Catalunya. No creo que estemos ante un acontecimiento épico, pero los tres escaños de Ciutadans envían una señal clara. La señal de que el sistema político catalán no canaliza bien las pulsiones sociales realmente existentes y de que se halla abocado, por tanto, a un proceso de reajuste que, en mi opinión, será largo, enrevesado y, sobre todo, confuso. El baile apenas ha comenzado.

Félix de Azúa afirma que soy simpatizante de Convergència, lo cual me halaga por la novedad: nunca me lo habían dicho. Y por otra razón: me ubica fuera del carro de los vencedores y a una prudente distancia del regimentalismo de izquierdas, que creo intuir en el precario horizonte catalán.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS