El nuevo Gobierno catalán

Montilla reconoce que el cambio de candidato ha desorientado al electorado socialista

Cientos de personas abuchean al dirigente del PSC en una concentración ante el Liceo

José Montilla, líder de los socialistas catalanes y futuro presidente de la Generalitat de Cataluña, reconoció ayer ante el Consejo Nacional de su partido, el PSC, que esperaba un mejor resultado en las elecciones autonómicas del 1-N, en las que perdió 242.000 votos y cinco escaños. Montilla atribuyó el retroceso a varias causas: a una valoración crítica de la legislatura, a las tensiones originadas por la reforma del Estatuto y también al "cambio de candidato, el propio perfil del candidato y su campaña". Sería una "irresponsabilidad", dijo, pretender que el PSC no tiene "ninguna culpa" en los errores cometidos.

Más información
Los seis días que hicieron 'president' a Montilla

Los consejos nacionales del PSC y de ERC aprobaron ayer la alianza de gobierno negociada por sus líderes con el nombre de Entesa Catalana de Progrés, como también había hecho el jueves el tercer integrante del acuerdo, Iniciativa Verds-Esquerra Unida. La aprobación se produjo por aclamación en el PSC y con dos votos en contra y 10 en blanco en el caso de ERC, en sendas reuniones extraordinarias convocadas con este único punto de debate. En el consejo nacional de ICV hubo un voto en contra.

En la defensa del acuerdo que le aupará a la presidencia de la Generalitat, Montilla se detuvo a explicar por qué razón ha rechazado formar gobierno con CiU, que es una de las posibilidades que permite la aritmética parlamentaria surgida de las urnas. "No se daban las circunstancias excepcionales que justificaban un pacto de estas características", afirmó.

Por el contrario, continuó, el PSC "no puede gobernar con la derecha catalana mientras haya una opción de progreso y catalanista que pueda dirigir el país".

A favor de avanzar más en la alianza de las izquierdas intervino Pasqual Maragall, en su condición de presidente del PSC, quien se felicitó por la reedición del pacto tripartito. En la reunión de ERC, Josep Lluís Carod puso el inminente nombramiento de Montilla como presidente de la Generalitat como ejemplo del catalanismo que Esquerra predica. Y pidió que tanto en Cataluña como en el resto de España "se reflexione sobre el hecho de que con los votos de 21 diputados independentistas se elegirá a un presidente de la Generalitat que se llama José y que ha nacido en Andalucía".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Cientos de personas que llevaban banderas catalanas con crespones negros se concentraron anoche ante la puerta principal del Liceo de Barcelona y prorrumpieron en gritos contra José Montilla, cuando éste llegaba al teatro. El candidato a la presidencia de la Generalitat hubo de entrar en el edificio por la puerta trasera, según informa Efe. Los Duques de Palma asistieron al acto musical, con el que se inauguraba la temporada del Liceo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS