La edición crítica de la obra completa de Arriaga pretende restituir su "pureza"

La obra completa del compositor bilbaíno Juan Crisóstomo de Arriaga (1806-1826), de cuyo nacimiento se ha cumplido este año el segundo centenario, ha sido recogida en dos volúmenes que incluyen sus partituras originales, un estudio crítico de cada composición realizado por el director de orquesta francés Christophe Roussset y notas biográficas del autor. Esta "obra colosal" pretende "buscar la pureza de Arriaga, lo que escribió, la verdad de su música", según el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna. La edición ha sido posible gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento de la capiotal vizcaína y el Instituto Complutense de Ciencias Musicales (ICCMU), además de otras instituciones como la Comunidad de Madrid y la SGAE.

"Este mítico compositor fue elevado a la categoría de genio romántico y, a partir de su muerte, sobre sus obras se han añadido muchas cosas que no eran originales. Por eso, para mí era prioritario encontrar una persona que pudiese dejar la obra en su estado prístino y real. Tratamos de recuperar al Arriaga auténtico", insistió Emilio Casares, director del ICCMU.

Los trabajos de investigación realizados con anterioridad por los musicólogos Ismael Echezarra y Willem de Waal han sido tenidos en cuenta en la elaboración de estos dos tomos, uno dedicado a la música instrumental y otro a la vocal, dirigidos tanto al público general como a profesionales y especialistas en temas musicales. La primera edición se limita a 500 ejemplares, de los que 120 se distribuirán inmediatamente en las universidades de Cambridge, Oxford, Sydney, Yale y otros centros de estudio de gran prestigio con los que el ICCMU tiene suscritos acuerdos de intercambio. El instituto se compromete a reeditar los libros en cuanto se agote la tirada inicial.

Inventiva

Christophe Rousset, director de la orquesta barroca francesa Les Talens Lyriques, asumió que desconocía la obra de Arriaga cuando recibió el encargo de analizarla, pero, una vez estudiada con detenimiento para eliminar añadidos, como arreglos y compases nuevos y cortes que la han desvirtuado a lo largo de casi dos siglos, sostuvo que le ha sorprendido gratamente. "Me ha fascinado su genio, la manera de escribir para la orquesta y para la voz, y la inventiva de un hombre tan joven. Esa personalidad tan particular se siente en cada nota", aseguró.

Tras un año de celebraciones en el que el consistorio bilbaíno ha impulsado numerosas actividades, entre ellas exposiciones, conciertos y conferencias, con el ánimo de recuperar y difundir la obra de Arriaga y de "reactivar su figura", Azkuna reconoció que "ha habido momentos en los que ha sido un fracaso de público". Citó como ejemplo el concierto dirigido en mayo por el clavecinista Alan Curtis en el Teatro Arriaga, al que apenas acudieron unos 200 espectadores.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS