Reportaje:

Cinco partidos a Diogo y Luis Fabiano

Competición castiga a los implicados en la pelea del Zaragoza-Sevilla, pero los clubes recurrirán

El Comité de Competición decidió en su reunión de ayer sancionar con cinco partidos de suspensión a los futbolistas Diogo y Luis Fabiano al considerar como falta grave su pelea a puñetazos nada más finalizar el encuentro entre el Zaragoza y el Sevilla en La Romareda el pasado sábado.

El presidente y portavoz de Competición, Alfredo Flórez, explicó que se había considerado el incidente de agresión, para lo que el reglamento fija una sanción de entre cuatro y doce encuentros. "Aunque no se hubiesen tocado, el castigo habría sido de cuatro partidos", subrayó Flórez. Y es que si alguno de los futbolistas hubiera resultado lesionado como consecuencia de la pelea, la sanción habría sido mucho más severa. Flórez destacó que finalmente, por unanimidad, se fijó el castigo en cinco encuentros porque, por un lado, sí que hubo intercambio de golpes y además y según sus propias palabras por haber sido un "hecho reprobable" y con gran impacto social.

Competición desestimó las alegaciones presentadas por los servicios jurídicos de los clubes a los que pertenecen los futbolistas. El Zaragoza pidió que se valorara el "arrepentimiento" mostrado por Diogo ante los medios de comunicación y el Sevilla quería que se considerara la actitud de Luis Fabiano como fruto de una agresión previa. "No se aplica la atenuante de arrepentimiento porque un día después y en una aparición ante la prensa no se puede entender como espontáneo. Si los jugadores se hubieran dado la mano o algo parecido podría ser. El Comité no ha estimado que hubiera ese arrepentimiento", concluyó Flórez".

El árbitro del encuentro, Alberto Undiano Mallenco, admitía en su descripción de los incidentes en el acta del partido que no podía precisar quién había comenzado la pelea que motivo la expulsión directa de ambos futbolistas. Undiano Mallenco también incluyó en el acta los partes de lesiones que le hicieron llegar los delegados de ambos equipos. El escrito de los médicos del Sevilla describía una serie de erosiones y marcas supuestamente producto del pisotón que el defensor uruguayo le pegó al brasileño al borde la línea de fondo del área zaragocista y el de los del conjunto aragonés destacaban los daños que Diogo sufrió en el cuello cuando se lo apretó el delantero brasileño. Ambos clubes anunciaron ayer que recurrirán la decisión ante Apelación.

El Sevilla publicó en su página web la argumentación del abogado del club y e integrante del consejo del club Javier Moya al respecto. "Luis Fabiano en ningún momento llega a agredir al contrario", apuntó Moya, por lo que no se puede hablar en ningún caso de agresión, además de que "no se ha tenido en cuenta la atenuante de provocación previa". Por su parte, El Zaragoza se limitó a anunciar su intención de recurrir.

Además, Competición sancionó con un partido a Pernía, Kapo, Ángel, Zabaleta, Míchel Salgado, Sergio Ramos y Arruabarrena por acumulación de amonestaciones. por doble amonestación y expulsión a Gabi, Alexis y Pablo García y al entrenador de Osasuna, José Ángel Ziganda.

Luis Fabiano intenta golpear a Diogo mientras Adriano trata de separarlos.
Luis Fabiano intenta golpear a Diogo mientras Adriano trata de separarlos.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS