El PSdeG queda sin representación en Miño tras la fuga de un edil

A cinco meses de las próximas elecciones municipales, el PSdeG se quedó sin representación en el Ayuntamiento de Miño (A Coruña) después de que su único concejal, Antonio Cortizas, se diese de baja en el partido en el que militó durante 23 años. El edil, que terminará el mandato municipal como no adscrito, tomó su decisión a raíz de ser destituido, a finales de diciembre, como responsable local del PSdeG.

La agrupación socialista de Miño, que triplicó en los últimos meses su número de afiliados, renovó su dirección en una asamblea extraordinaria, celebrada el pasado 28 de diciembre, que aprobó por amplia mayoría el relevo de Cortizas. La nueva ejecutiva local reprocha al concejal y hasta ahora portavoz municipal socialista haber apoyado proyectos polémicos del alcalde, Juan Maceiras, integrante del grupo de independientes que gobierna en minoría este municipio coruñés. Fuentes de la dirección del PSdeG enmarcan los cambios internos en Miño en el proceso de renovación de sus filas que emprendió de cara a los comicios previstos para mayo. Cortizas, quien asegura que otra decena de militantes socialistas también se dio de baja en el partido, culpa a la secretaría provincial del PSdeG de haber "hinchado" el censo de militantes para forzar su destitución.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS