El Consell propone una línea de AVE junto a la autovía de La Plana

El Consell ha presentado al Ministerio de Fomento su propuesta de arco mediterráneo ferroviario para el tramo Castellón-Tarragona. Se trata de una doble vía electrificada con ancho europeo, capaz de alcanzar los 350 kilómetros por hora, que permitiría reducir drásticamente el tiempo de conexión entre las principales ciudades valencianas, Barcelona y la frontera francesa.

La propuesta de la Consejería de Infraestructuras y Transporte recorre el interior de la provincia hasta volver a conectar con la costa en Vinaròs. La alta velocidad uniría Alicante con Barcelona en dos horas y media; y con la frontera francesa, en tres horas y cuarto. Valencia-Barcelona se haría en hora y media; y Valencia-Francia, en dos horas y cuarto. Castellón quedaría a una hora y 10 minutos de la capital catalana y de Alicante; y a una hora con 55 minutos de la frontera con Francia.

El presupuesto estimado para el proyecto, que ya ha sido remitido al ministerio y se enviará en breve a la Generalitat catalana, ronda los 950 millones de euros. El Gobierno, de momento, se ha limitado a indicar que estudiará la propuesta, según indicaron ayer fuentes de Infraestructuras.

El corredor mediterráneo recorrería el interior de la provincia de Castellón debido a que Fomento descartó de entrada la ruta costera debido a la alta densidad de infraestructuras del litoral. El proyecto tiene una longitud total de 82,4 Kilómetros, de los cuales 12 corresponden a túneles.

La línea de alta velocidad tendría como primer objetivo el transporte de viajeros. Aunque fuentes de la consejería subrayaron ayer que han pedido "siempre" que esta opción se extienda al transporte de mercancías, lo que potenciaría la competitividad de los puertos de Alicante, Valencia y Castellón.

El planeamiento elaborado por el Consell prevé que, después de Castellón, la línea sólo tenga parada en el futuro aeropuerto de Vilanova.

Reunión con Cataluña

La referencia de la nueva línea ferroviaria sería la CV-10, la llamada autovía de La Plana, y atravesaría en paralelo a la misma, entre otros, los términos municipales de Castellón, Borriol, Pobla Tornesa, Cabanes, Vilanova d'Alcolea, Les Coves de Vinromà, Sant Mateu, Sant Jordi i Vinaròs.

El planeamiento elaborado para Castellón necesita obviamente una continuidad más al norte. Por ello, además de enviar la documentación a la Generalitat catalana, la consejería de Infraestructuras prevé la celebración de una reunión entre los responsables de Infraestructuras de los dos gobiernos con el fin de potenciar el arco mediterráneo, una infraestructura que el año pasado quedó fuera del mapa de prioridades de la red transeuropea ferroviaria diseñado por la UE. Fuentes de Infraestructuras consideraron deseable que el encuentro tenga lugar antes de las elecciones de mayo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS