Reportaje:

El museo Picasso exhibirá a Velázquez

Pepe Serra presenta su programa, que incluye una nueva presentación de su colección en 2009

El museo Picasso de Barcelona recibirá en sus salas algunas obras de Velázquez procedentes del Prado y de otros museos. Será en la primavera de 2008 con motivo de la exposición Picasso-Velázquez: Las Meninas, que analizará la fascinación de Picasso por el pintor de Las Meninas, obra sobre la que hizo una amplia serie en 1957 buena parte de la cual forma parte de la colección del museo barcelonés. Antes, sin embargo, habrán podido verse otras exposiciones. Este mismo verano se inaugura una exposición fotográfica de Lee Miller, modelo y artista que fue muy amiga de Picasso y, en diciembre, se exhibirá la colección particular del maestro que se encuentran en el Museo Picasso de París. Para el año que viene se anunció que el especialista Cristopher Green está preparando una exposición temática que tendrá las naturalezas muertas como hilo conductor.

Son algunas de las perlas del programa que ayer presentó el director del museo, Josep Serra, en un acto en el que recibió el apoyo incondicional del concejal de Cultura, Carles Martí, que dijo estar "especialmente satisfecho y contento" de que hubiera sido Serra el elegido en el concurso para seleccionar al director del museo. Martí indicó también que pese a que hay un estudio jurídico en marcha para dotar de mayor autonomía de gestión al centro, "seguirá siendo cien por cien municipal", aunque crecerá en presupuesto y personal.

Serra definió ayer un poco más algunas de las grandes líneas que ya había anunciado desde que tomó posesión del cargo el pasado mes de noviembre. Respecto a la colección, indicó que se ha prorrogado por un año el depósito de las 73 obras de coleccionistas particulares, especialmente de Catherine Hutin, que se integraron en el recorrido de la colección permanente en su última reforma. Precisamnete, la colección es uno de los focos de atención de Serra, que anunció que en 2008 habría una nueva presentación de la misma en la que se buscaría "poner al artista en su contexto histórico" lo que incluye la posibilidad de incorporar fotografías, documentos y obras de otros artistas. En este proyecto trabajan el propio director y la conservadora Sonia Villegas, además de Juan José Lahuerta. "En el futuro se pueden incorporar otros expertos", señaló Serra.

La otra gran línea de trabajo es la investigación. En colaboración con el Museo Picasso de París se actualizará el catálogo razonado de ambas colecciones al tiempo que se intentará "fijar criterios para ver cómo se tiene que restaurar, proteger y exponer la obra de Picasso". También se potenciará el estudio de la obra del artista a través de convenios con las universidades para crear cursos especializados; se publicarán obras de referencia no traducidas o descatalogadas (la primera, en 2008, será Documents inconographiques, de Jaume Sabartés), y se publicarán los textos de las conferencias y seminarios organizados por el museo. Estrechar la relación con el vecindario, y en general con el potencial visitante local, y la creación de líneas pedagógicas son otros de los objetivos que se impulsarán este año.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS