Reportaje:Día del libro 2007

De legionarios y cruzados

Leo Bassi emprende una cruzada laica portado por 10 costaleros y Simon Scarrow se pasea con cinco legionarios

Miles, millones de rosas, de todos los colores, rojas, azules, lilas, multicolores, llegadas del Maresme, de Holanda o de Colombia, rosas de papel, rosas de cerámica; globos, los rojos del Partit dels Socialistes (PSC), que inundaron literalmente el centro de Barcelona, seguidos de cerca por los de Esquerra (ERC) y los de Ciutadans-Partido de la Ciudadanía. Todo es posible en Sant Jordi.

De los cientos de autores que firmaron libros, dos se hicieron muy presentes. Uno fue el cómico italiano Leo Bassi, que, llevado en una especie de paso de Semana Santa por 10 costaleros, emprendió una particular cruzada laica, muy aplaudida pero también criticada. Más de uno estuvo a punto de emprenderla a golpes con el escritor y otros intentaron arrebatarle la pancarta.

Más información
Miradas hacia el interior

El otro, el británico Simon Scarrow, que ha publicado en Edhasa seis novelas de su serie protagonizada por el centurión Cato, desfiló, y firmó, acompañado por cuatro legionarios, más el que portaba el estandarte. La gente se lo pasó muy bien, pero los legionarios sudaron la gota gorda. Todo su vestuario y complementos eran una reproducción fidedigna realizada por la Sociedad de la Reconstrucción Histórica de Tarragona. Los cinco pertenecían a la Legio Nonna y sólo las mallas que llevaban pesaban siete kilos. Aguantaron el tipo y Scarrow firmó tantos ejemplares de la serie de Cato como de la primera entrega, Sangre joven, de la serie Napoleón vs. Wellington, también en Edhasa, que novela la vida de ambos personajes.

A Leo Bassi, le pusieron, en enero de 2006, una bomba junto a su camerino en el teatro Alfil de Madrid, poco antes de que comenzara una representación de La revelación, y recibió numerosas amenazas por sus ataques a la religión y a los católicos, amenazas que se han sucedido en diversas partes de España.

Bassi ha reunido sus monólogos en un libro del mismo título (Barataria) y ayer, además de firmar ejemplares, decidió llevar adelante su cruzada laica. Recorrió el centro de Barcelona en un paso, llevado por 10 costaleros, y precedido por un joven que portaba una pancarta con la fotografía de Josemaría Escrivá de Balaguer y una cita de su libro Camino: "Libros: no los compres sin aconsejarte de personas cristianas, doctas y discretas. Podrías comprar una cosa inútil y perjudicial. ¡Cuántas veces creen llevar debajo del brazo un libro y llevan una carga de basura".

En la plaza de la Universitat, un muchacho se interesó por el texto de Escrivá. "¿Has leído Camino?", le preguntó Bassi. "Algunos trozos y es un libro para la reflexión. Estoy de acuerdo con lo que dice de los libros basura". "¿Y cómo sabes que son basura si no te dejan leerlos?". "Te lo digo desde la amistad y sin agresividad", continuó Bassi. "Pero las palabras de Escrivá de Balaguer son un insulto a mi inteligencia y a mi libertad de expresión. No entiendo cómo han podido hacer santo al hombre que las ha escrito".

El joven insistió en lo de los libros basura y Bassi arremetió de nuevo: "Es que Escrivá se mete también con Voltaire y eso sí que no". "No defendemos con bastante pasión el laicismo. Europa debe defender el laicismo. Creo firmemente en el laicismo y en el ateísmo", añadió el cómico, que criticó a la izquierda por no defenderlo con más ímpetu.

Bassi, que vivió su primer Sant Jordi, se quedó impresionado por la magnitud de la fiesta. "Enhorabuena Barcelona, porque en estos tiempos de pantallas ha convertido el libro en una fiesta popular".

Con mayor discreción, el egiptólogo Luis Manuel Gonzálvez recomendaba libros a los más pequeños en la caseta del Museo Egipcio. En el Portal de l'Àngel, la Junta de Castilla-La Mancha regaló ejemplares de El Quijote a todo el que leía en público un párrafo de la obra de Cervantes. Fue una iniciativa muy aplaudida.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS