Caixa Galicia entra en el sector naval para construir grandes yates

La entidad duplica su inversión en capital riesgo, hasta 400 millones

Caixa Galicia es la primera empresa privada en adelantar a la Xunta en su inversión en capital riesgo, con 212 millones de euros. La caja acaba de anunciar que este año sus operaciones van a dispararse, ya que prevé alcanzar los 400 millones de euros en inversiones en empresas gallegas no cotizadas. Una de sus operaciones más novedosas es la inversión en un astillero gallego, reconvertido para yates de recreo.

Desde que el Banco Pastor vendiese, en 1972, las acciones de Astano, ninguna entidad financiera se había atrevido a volver a formar parte de un astillero gallego. Gescaixa Galicia, el fondo de capital riesgo de la caja gallega con sede en A Coruña, ha decidido comprar el 10% de Daimon Naval, la nueva denominación de los antiguos astilleros Nogueira (Factoría Naval de Marín y Astilleros de Marín).

La operación se encuadra en un ambicioso plan de negocio basado en la orientación del astillero para la construcción de grandes yates de casco de acero, un producto cada vez más demandado por empresarios de todo el mundo. La inversión prevista es de 15 millones de euros, que en su mayoría han sido puestos por el empresario vigués Pablo Comesaña (45%) y el valenciano José María Suescun (45%), a su vez principal accionista de Corporación Dermoestética. El lanzamiento comercial de Daimon Naval se realizará en las próximas semanas.

La entrada de Caixa Galicia en el sector naval gallego coincide con el momento más dulce de los astilleros gallegos, con una cartera de pedidos de casi 400.000 toneladas para los próximos cinco años, el 41% de todos los barcos que se harán en España.

La cartera de capital riesgo de Caixa Galicia fue divulgada este fin de semana en A Coruña por su director general, José Luis Méndez. Además de la inversión en Daimon, Gescaixa Galicia participa en 23 empresas (en su mayoría gallegas), en las que ha puesto 212 millones de euros. Méndez anunció que la caja va a doblar su apuesta este año y que prevé alcanzar la cifra de 400 millones de euros.

El capital riesgo es una modalidad de inversión en empresas privadas que, a cambio de aportar dinero a proyectos emprendedores, cuenta con importantes bonificaciones de impuestos siempre que el inversor venda su participación antes de cinco años.

Si se cumple el anuncio, en un solo año Caixa Galicia también duplicaría la inversión de la Xunta (Sodiga, Xesgalicia), lo que por vez primera situaría a una entidad privada por encima de la aportación pública a este tipo de empresas. Además de Daimon, Caixa Galicia tiene importantes participaciones en la productora de cine Filmax, en la pizarrera Cupa o en la eólica Norvento.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS