Crítica:
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

El museo del amor

Crisis de la cultura, fractura de los límites entre el arte y la vida, entrega a los dictados del deseo, fervor revolucionario... Los años sesenta constituyen un agente importante de nuestra neurosis contemporánea como espejo de lo que pudimos ser y de lo que somos, y por esto mismo sus manifestaciones artísticas se cotizan bien en la industria museística del capitalismo tardío que oscila ante ellas entre la reflexión melancólica sobre sus gestos radicales y la cursilería populista, marco este último en el que se inscribe la exposición Niki de Saint Phalle & Jean Tinguely. L'art et l'amour.

Comisariada por Andres Pardey, conservador del Museo Tinguely de Basilea, la muestra aborda la relación creativa y sentimental de dos artistas de calado muy disímil. Jean Tinguely es uno de los artífices de la recuperación del impulso negador de Dadá a partir de los años cincuenta a través de sus célebres esculturas móviles, máquinas solteras que parodian la civilización tecnocientífica como mecanismo propagador del nihilismo. Más reproducidas incluso que las obras de Tinguely, las Nanas de Niki de Saint Phalle no han aguantado bien el paso del tiempo y esta suerte de venus arcaizantes con corazones ornamentales y colores divertidos han acabado siendo lo que eran: souvenirs presentes en las tiendas de casi todos los museos de arte contemporáneo del mundo, incluida la del CAAM.

NIKI DE SAINT PHALLE & JEAN TINGUELY

'L'art et l'amour'

Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM)

Los Balcones, 11

Las Palmas de Gran Canaria

Hasta el 24 de junio

Las esculturas cinéticas de Tinguely y las madonnas de Saint Phalle constituyen el grueso de obras de la muestra, que incluye también un extenso aparato documental integrado en buena parte por fotografías de la pareja en el taller, en plan alterne y descorche, con otros famosos o pasándolo bien en una pista de esquí, así como por numerosas cartas entre las que destacan por su abrumadora presencia las epístolas apasionadas en las que se dicen cosas bonitas. El arte y el amor, pues -o si lo prefieren L'art et l'amour, que en francés queda como más interesante-, pero ¿de qué va el asunto, de amor loco, amor necesario, amor contingente, del arte de amar?, ¿cómo se imbrican estos enamorados en las tensiones de su tiempo?, ¿qué tipo de preguntas lanza la muestra sobre el arte y la cultura contemporáneos? Vamos al catálogo en busca de respuestas que no encontramos en la exhibición, y en el texto de Pardey encontramos esta afilada aportación hermenéutica: "A través de obras y documentos, la exposición y el catálogo intentan recrear el camino de una de las parejas artísticas más fascinantes del siglo XX; una pareja cuya intensa relación estuvo marcada por el principio de igualdad entre ambas personalidades. Ambos se embarcan en una relación de amor y creación en la que se dan cita el apoyo y la admiración mutuos".

Ampliamente ilustrados

tras la visita al museo y la lectura del catálogo, queda aún revoloteando en la cabeza una última reflexión: ante el embate de la industria cultural, el museo de arte contemporáneo sólo tiene dos opciones: o asumir su propia crisis y, aún más, intensificarla o intentar competir en audiencia con las telenovelas y los programas de corazón. Parece que ante la cercanía de las elecciones locales el CAAM se ha decantado por la segunda.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS