Bush opta por un experto en comercio para sustituir a Wolfowitz en el Banco Mundial

La Casa Blanca se dispone a presentar hoy al ex vicesecretario de Comercio Robert Zoellick, de 53 años, como su candidato a la presidencia del Banco Mundial, en sustitución del controvertido Paul Wolfowitz, que deja el organismo el 30 de junio tras verse obligado a dimitir por el polémico aumento de sueldo que decidió a favor de su novia.

"Estamos ya muy cerca", dijo ayer el portavoz Tony Snow, que evitó especular sobre los nombres que estaría manejando George Bush para el que será el décimoprimer presidente del Banco Mundial. La idea es tener candidato antes de la cumbre de las ocho mayores potencias del planeta (G8) al final de la semana próxima en Alemania. Horas después, la candidatura de Zoellick era confirmada por fuentes oficiales de la Administración de Bush.

Zoellick es vicepresidente de Goldman Sachs. El estadounidense entró en el poderoso banco de inversiones al poco de que Henry Paulson soltara las riendas del gigante financiero para ocupar el puesto de secretario del Tesoro que dejaba libre John Snow. Justo antes de saltar al mundo de los negocios, Zoellick fue número dos en el Departamento de Estado y con anterioridad llevó desde el Departamento de Comercio las negociaciones para el lanzamiento de la Ronda de Doha.

Ambos cargos le dieron gran reputación en los países en desarrollo y su perfil es reconocido también en Europa. De hecho, el Gobierno alemán, que ejerció una fuerte presión para que Wolfowitz saliera del Banco, ya dijo ayer que estaría dispuesto a apoyar su nominación para el máximo puesto del Banco Mundial. Zoellick esta considerada como una de las personas del entorno de Condoleezza Rice, mientras que su antecesor formaba parte de los halcones de la Casa Blanca, con Donald Rumsfeld.

Washington tendrá que ver después cuál es la reacción del resto de los países accionistas, mientras se alzan las voces cuestionando el reparto que se hacen EE UU y Europa para presidir el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Además del perfil de Zoellick, la Administración estadounidense estuvo cotejando durante los últimos días a Robert Kimmitt, número dos del Tesoro. También se mencionó al ex senador republicano Bill First, que no quiso hacerse cargo del puesto, lo que allanó el camino a Zoellick. Su nombre ya sonó hace dos años cuando se planteó la candidatura de Wolfowitz, por su amplia experiencia en el ámbito internacional.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción