Reportaje:

Dos leyendas del baile

Mijaíl Baryshnikov y Ana Laguna se unen en un dúo excepcional de madurez

Dos estrellas. Dos trayectorias ejemplares. Dos registros muy diferentes. Dos artistas maduros y entregados al experimento formal de la escena de baile. Bajo el título de Una noche de danza, el bailarín Mijail Baryshnikov (Riga, 1948) y la bailarina Ana Laguna (Zaragoza, 1954) se unen escénicamente por primera vez en un paso a dos titulado Place, creado por el coreógrafo sueco Mats Ek (Malmö, 1945) y estrenado el pasado día 29 en la Dansens Hus (Casa de la Danza) de Estocolmo, ese teatro que es casi un templo del ballet moderno.

El pas de deux de Laguna y Baryshnikov, que en Estocolmo se llamó Stäelle, es parte de un programa ideado entre un grupo de artistas que se conocen muy bien entre ellos y que ya antes habían trabajado juntos en multitud de ocasiones, como los que aparecen vinculados al filme coreografiado por Jiri Kilian, Car-Men, que en este caso hace las veces de entreacto de refresco.

La última pieza que compone el programa es Leap to tall, coreografiada por Donna Uchizono (y estrenada en Nueva York en junio de 2006), bailada por Baryshnikov junto a las bailarinas Hristoula Harakas y Jodi Melnick, que ha sido reseñado como un "último gran salto" del genial bailarín letón. Esta vez, sin un solo salto real, apoyados por una música que evoca la Europa oriental en la que interviene el violinista y cantante checo Iva Bittová, la idea del pas de trois es un homenaje a los propios saltos en la vida, especie de metáfora en un artista que ha tenido la valentía de cambiar de estilo de danza y seguir adelante en su madurez cuando todos los de su generación están hace años jubilados.

El filme Car-Men está dirigido por Boris Paval Conen sobre idea original y coreografía de Jiri Kilian (Praga, 1947); la música es de Han Otten. Kilian ha explicado: "Durante los últimos seis años he soñado con hacer una breve película sobre Carmen, con un grupo de bailarines mayores de 40 años (yo les llamo bailarines entre los 40 y la muerte)". El coreógrafo checo traslada la acción de la obra de Prosper Merimée a una degradada mina de carbón en el norte de la República Checa. La protagonista del filme es la bailarina Sabine Kupferberg, estrechamente vinculada a Kilian durante décadas y protagonista de algunas de sus obras incluso en la compañía de mayores, el Nederland Dans Theater 3, terreno de experimento estético sobre la madurez y la decadencia física que es el que más interesa ahora a este grupo de artistas (también Pina Bausch ha fundado una compañía paralela con personas mayores de 60 años).

Mijaíl Baryshnikov ha pasado varias veces por Madrid en los últimos años con sus programas contemporáneos. Tras su aventura con el White Oak Dance Project, que permitió verle en creaciones de MarkMorris y otros coreógrafos actuales, la inquietud de pequeño gran artista salido del Kirov leningradense y del aula del mítico maestro Pushkin, se embarcó en otra aventura no exenta de riesgos: a través de la Baryshnikov Dance Foundation todos sus esfuerzos se centran en el Baryshnikov Arts Center, ubicado en el lado oeste de Nueva York y que en ciertos aspectos sigue el ideario del White Oak. El apoyo a jóvenes talentos nacionales y extranjeros que lleguen a la Gran Manzana con nuevas propuestas artísticas.

An evening of dance (Una noche de danza). Teatro Español. Del 2 al 5 de septiembre. www.teatroespanol.es

De izquierda a derecha, Mijaíl Baryshnikov, Ana Laguna y Mats Ek.
De izquierda a derecha, Mijaíl Baryshnikov, Ana Laguna y Mats Ek.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS