Reportaje:VUELTA 2007

Una carrera llena de dudas

La Vuelta no resuelve sus incógnitas de futuro y engrandece a Sastre y Samuel Sánchez

La Vuelta partió de Vigo el 1 de setiembre llena de dudas. El 23 de setiembre las había reforzado todas. El debate está servido. Hay desde hace años, dudas sobre su ubicación en setiembre, sobre su duración, que algunos estiman más apropiada en dos que en tres semanas, en su recorrido, demasiado pendular (hoy duro, mañana blando, sin personalidad), y sobre la participación, especialmente española, que resta interés a la disputa. Todas las dudas se han hecho más sólidas.

El director general de la Vuelta, Víctor Cordero, reconocía ayer a la agencia EFE que la ubicación en setiembre no le gusta, que efectivamente la segunda semana no ha tenido interés, que la contrarreloj de Zaragoza ha sido inadecuada, pero que el público ha respondido y el interés ha crecido en el final de la carrera.

La Vuelta, pues, está donde estaba. Algunos comentaban que Abraham Olano había diseñado el recorrido de la Vuelta que él hubiera ganado. Pero no había ciclistas como él ni las actuales condiciones del ciclismo sobreviven a la falta de pelea de un recorrido rutinario y la distancia que el público ha marcado con el ciclismo.

Las noticias más positivas de la Vuelta han tenido nombres propios, sobre todo con la vista puesta en el Mundial de Stuttgart. Al valor seguro de Óscar Freire (tres victorias y una sensación de poderío frente a ilustres como Boonen, Petacchi o Bettini), se ha añadido Samuel Sánchez, un todoterreno al que le ha faltado Vuelta para apurar todo su potencial. Probablemente el líder de Euskaltel llega al Mundial en su mejor momento de forma y se une a Alejandro Valverde, un ciclista de sus características, en el trébol de oportunidades españolas. La incógnita de Valverde se desvelará esta semana con el dictamen del TAS sobre la decisión de la UCI de excluirle del Mundial. Mientras tanto es un candidato virtual al triunfo.

Carlos Sastre ha hecho honor a su condición de ciclista corajudo, inconformista, amante del espectáculo e indestructible de moral. Sus condiciones, no obstante, se limitan a la escalada, a los terrenos duros y la Vuelta, hoy por hoy, no se compadece de sus características.

Capítulo aparte merece Ezequiel Mosquera que debutaba en la Vuelta a los 31 años, después de varias temporadas de mala suerte y que ha conseguido un quinto puesto más que meritorio aunque su equipo (Karpin Galicia) no haya conseguido la victoria de etapa que como el Relax ha buscado día a día.

La juventud de Igor Anton (Euskaltel), Barredo (Quick Step) o David López anuncian buenas noticias para el futuro.

La decepción le ha correspondido a Santos González, el veterano rodador (Karpin Galicia) que aspiraba a una plaza en la contrarreloj de Stuttgart que al final ha sido para el joven Luis León Sánchez (Caisse d? Épargne) "para que viva esta experiencia y aprenda", según el seleccionador Francisco Antequera. Sus cronos en la Vuelta han sido muy discretas (21º y 24º) frente a las buenas sensaciones de Santos González (5º y 10º). Poco más ha dejado una Vuelta, menos seguida que lo que la organización cree y más de lo que la crisis del ciclismo anunciaba.

De izquierda a derecha, Sastre, Menchov y Sánchez brindan con cava durante la etapa de ayer en Madrid.
De izquierda a derecha, Sastre, Menchov y Sánchez brindan con cava durante la etapa de ayer en Madrid.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS