Reportaje:

Adiós al español bajito

En un siglo, la talla media ha subido 14 centímetros hasta alcanzar la europea - Pero también ha crecido la obesidad

Que los españoles son bajitos es un tópico que las nuevas generaciones han roto, pero que ahora ya tiene respaldo científico. Han igualado en talla a los europeos y superan a los norteamericanos, según un estudio antropométrico realizado por cinco hospitales de cuatro comunidades, Cataluña, Andalucía, el País Vasco y Aragón, en el que han participado 32.000 personas. Sin embargo, los resultados también muestran que no sólo hemos crecido a lo alto, sino también a lo ancho.

Desde 1988, los hombres españoles han crecido entre 1,4 y 3,4 centímetros, y las mujeres entre 2,6 y 4,2. La talla media masculina es 1,77 metros y la femenina 1,63. "Tan sólo los suecos y los holandeses son significativamente más altos", dice Antonio Carrascosa, jefe del servicio de pediatría del hospital de la Vall d'Hebron. Comparando los datos con los del registro que se realizaba en la mili, "en el último siglo los varones han crecido 14 centímetros".

Los hombres miden 1,77 metros de media, y las mujeres, 1,63

Al mismo tiempo, los españoles han ganado kilos de forma desproporcionada. En la última década, el índice de masa corporal (IMC), que resulta de dividir el peso entre el cuadrado de la estatura, ha aumentado 2,18 puntos. El IMC de los hombres es 23,6, cifra superior al resto de Europa y cerca de EE UU, el país con mayor obesidad. En mujeres, el IMC está en la media europea. En niños y adolescentes también ha aumentado. "Hace 20 años la obesidad en niños y adolescentes afectaba a un 5%, ahora el porcentaje se ha triplicado", explica Carrascosa. Atribuye esta tendencia al mayor consumo de calorías, a la falta de ejercicio y a la carga genética heredada, "ya que ante la escasez alimentaria sobrevivían los que tenían genes ahorradores de energía". Carrascosa advierte: "En la sociedad de la abundancia, los adolescentes actuales quizá tengan expectativas de vida menores que sus padres".

El estudio también revela que los bebés prematuros nacen con más peso. "Se ha estimado que los que nacen entre las semanas 30ª y 34ª de gestación, hoy pesan entre un 20% y un 25% más que hace 20 años", explica, circunstancia que beneficia su salud.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS