Análisis:A la parrilla
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

El TDT de pago

En el muy recomendable ensayo que Canal+ tiene en antena (ReinvenTVndo Hollywood) se dice con la boca pequeña algo que ya todo el mundo entendió por ahí fuera pero que aquí, en plena dictadura infantil del prime time gratuito, todavía hay que justificar: la actual edad de oro de la ficción televisiva procede directamente de las cadenas de pago y las mejores series del globo son hijas del cable.

La mala televisión nació gratuita, de acuerdo, pero ahora hay que pagar por la buena televisión, de la misma manera que pagamos por leer novelas, ir al cine, utilizar el móvil, tomar copas, drogarse, merendar, entrar al fútbol, los centros de arte y los macroconciertos.

No entiendo por qué regla de tres esa televisión gratuita y encima generalista, después de lo que demostró estos años, goza de tanto prestigio por estos pagos, concretamente entre la progresía, y se considera una fórmula muy superior a la emancipadora televisión de pago.

Esta misma semana he visto derrumbarse tres baluartes de esa demagogia antigua contra el todo gratuito televisivo. Uno. La Liga de Fútbol Profesional, que tan decisivo papel desempeñó en las dos guerras del fútbol, pide ahora que se suprima el partido en abierto de los sábados (una ocurrencia de Cascos), como en las demás ligas europeas. Dos. Conocemos ya los panes del comandante Roures en su lucha por los derechos del fútbol en abierto de La Sexta: utilizará las posibilidades interactivas del TDT para hacernos pagar por partido, o lo que sea, como ocurre en Italia desde hace la tira. Y tres, Eugenio Galdón, el presidente de ONO, también reclama ahora (menudo despiste, chaval) su derecho a utilizar los servicios de pago del digital terrestre, al cabo de su feroz lucha contra la tele de pago de Sogecable.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS