Crónica:
Crónica
Texto informativo con interpretación

Luis Fabiano tira del carro

El brasileño marca los dos goles del Sevilla frente al Recreativo

Luis Fabiano vive una pasión tórrida con el gol que consuman con envidiable frecuencia e intensidad. El brasileño brilló ayer en un encuentro terroso, con mucho músculo y escasa intensidad, en el que se sumaron las amonestaciones y se contaron dos expulsiones sin que se registraran grescas o entradones. Todo lo decidió Luis Fabiano, por fin en racha tras dos años de despiste e inconsciencia. El brasileño convirtió un partido que se le había descuadrado al Sevilla en un trampolín hacia los puestos nobles de la clasificación.

El Recreativo salió decidido a coger el timón del encuentro. Delanteros y centrocampistas achuchaban a los zagueros sevillistas y durante cerca de 20 minutos lograron desconectar las líneas de los visitantes. El Sevilla no conseguía escalonar su juego, por lo que los pelotazos no tardaron en llegar. Además, ayer le tocaba el día tonto a Alves. Inevitablemente, el Sevilla eligió a Capel para intentar llegar con la pelota controlada al área recreativista. Un mal bote y un resbalón de Martín Cáceres originaron las dos primeras llegadas de peligro de los sevillistas.

RECREATIVO 1 - SEVILLA 2

Recreativo: Sorrentino; Edu Moya (Beto, m. 46), Iago Bouzón, Martín Cáceres, Poli; Camuñas, Barber (Martins, m. 60), Jesús Vázquez, Aitor; Javi Guerrero y Sinama (Ersen Martin, m. 72). No utilizados: Luque; Dani Bautista, Marquitos y Marco Rubén.

Sevilla: Palop; Alves, Mosquera, Escudé, Dragutinovic; Poulsen, Maresca (Duda, m. 85); De Mul (Fazio, m. 46), Renato, Capel (Casado, m. 90); y Luis Fabiano. No utilizados: De Sanctis; Boulahrouz, Alfaro y Kerzhakov.

Goles: 0-1. M. 45. Luis Fabiano. 0-2. M. 83. Luis Fabiano. 1-2. M. 88. Beto.

Árbitro: Pérez Lasa. Expulsó a Mosquera (m. 39) por doble amonestación y a Ersen Martin (m. 80) con tarjeta roja directa. Amonestó a Edu Moya, Capel, Beto, Poli y Alves.

Unos 17.000 espectadores en el Nuevo Colombino.

El Recreativo parecía tener más que decir, pero no se acercaba a la portería que ayer volvía a defender Palop. El malestar sevillista culminó en la expulsión de Mosquera por doble amonestación. Hasta que Luis Fabiano corrió un balón superó el exceso de confianza de Martín Cáceres y después a Sorrentino con una vaselina.

El Sevilla manejó el resto del encuentro con oficio. Lo que le faltó a Ersen Martin, expulsado a los ocho minutos de debutar. Luis Fabiano acabó con el suspense y el Recreativo marcó cuando ya no le valía para nada.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS