La batalla por la Vital se encona

La candidatura de Gerenabarrena al consejo complica la pugna en la caja - El PP amenaza con ir a los tribunales si Rojo es reelegido presidente

La batalla por el control de la Caja Vital se encona más cada día que pasa. El hecho que ha profundizado este conflicto, mucho más político que económico, ha sido la presencia del presidente del PNV alavés, Iñaki Gerenabarrena, como uno de los ocho miembros propuestos en la lista conjunta al Consejo de Administración que defienden su partido y el PSE tras el pacto que cerraron el pasado martes. A la candidatura a la reelección de Gregorio Rojo, defendida por ambos partidos y cuestionada por sus rivales populares por razones legales, se suma ahora lo que el PP considera el desembarco definitivo en la Vital del PNV "más radicalizado". Gerenabarrena se alinea en el sector soberanista del partido, que encabeza Joseba Egibar.

Los populares consideran un hecho que Gerenabarrena va a ocupar la vicepresidencia ejecutiva de la entidad que el pacto con el PSE da a los peneuvistas, que tendrían además otra vicepresidencia. Los socialistas controlarían, en función del acuerdo, la presidencia ejecutiva (Rojo) y otra vicepresidencia sin tareas de gestión. "Ese cargo no es compatible con la condición de parlamentario" de Gerenabarrena en la Cámara de Vitoria, indicaron fuentes de la Vital.

El Parlamento vasco considera incompatible el escaño con cualquier cargo ejecutivo en una entidad financiera, es decir, que Gerenabarrena no podría ser miembro de la Comisión Ejecutiva ni del Consejo de Administración, para el que de momento ha presentado su candidatura. Para ello debería abandonar su escaño en el Legislativo autónomo. El Parlamento ya obligó a elegir en casos similares al socialista Fernando Buesa y al popular Iñaki Oyarzabal. Fuentes de la ejecutiva provincial del PNV indicaron ayer a EL PAÍS que Gerenabarrena está sopesando si abandona el escaño y apuesta por la caja.

En principio, no existe incompatibilidad entre su presencia en los órganos de la entidad y su puesto interno en el PNV, que lleva aparejada la condición de miembro de la ejecutiva nacional (el EBB).

"El PSE ha concedido un poder brutal al PNV al atribuir funciones ejecutivas a una de las vicepresidencias de los nacionalistas, y además todo el control sobre la Obra Social", criticó ayer el secretario general del PP alavés, Iñaki Oyarzabal. "Es incomprensible que no vaya a haber nadie en el Consejo de Administración de la plataforma del PP, Vital Sí. Han silenciado la voz de la mayoría de los impositores", abundó.

Lo cierto es que la candidatura de Gerenabarrena ha sorprendido también a dirigentes del PSE, que no la consideran "estéticamente razonable" cuando representa al sector más soberanista de su formación.

La figura de una vicepresidencia ejecutiva obliga a la caja a reformar su estructura, para lo que es precisa una mayoría de dos tercios de la asamblea. De los cien miembros, el PNV controla 39 y el PSE, 22. Igual mayoría es necesaria para sacar adelante la hipotética decisión de avanzar en el proceso de fusión de las tres cajas.

La lista presentada por PNV y PSE será estudiada por la Comisión de Control, que preside el cabeza de lista de la plataforma del PP, Miguel Garnica, el próximo día 25. Dos días después, será validada o retirada definitivamente.

El PP anunció ayer que llevará la reelección de Rojo a los tribunales si finalmente es nombrado presidente. El día 25, el PP acudirá a la Comisión de Control con dos informes jurídicos. Uno, elaborado por varios abogados de Vitoria, sostiene que Rojo no puede continuar en el cargo, y el otro ha sido encargado a un "prestigioso" bufete de Madrid.

Rojo dispone de otros dos informes, uno de los servicios de la propia caja y otro externo, que concluyen que puede seguir como presidente pese a llevar 16 años en órganos internos de la entidad, cuando la ley fija un límite de 12 años. Ambos informes resaltan las excepciones que establece la propia ley, que le permitirían seguir en el cargo.

El próximo día 30 se constituirá la Asamblea General, formada por cien miembros, y elegirá al Consejo de Administración. Al día siguiente, el consejo elegirá al presidente y éste, al Comité Ejecutivo.

Las dos candidaturas

- Lista conjunta del PNV y el PSE

1) Al Consejo de Administración:

- Gregorio Rojo (propuesto por el PSE). Empresario y candidato a repetir en la presidencia.

- Iñaki Gerenabarrena (propuesto por el PNV). Presidente de la ejecutiva peneuvista alavesa y parlamentario vasco.

- Juan Carlos Peral (PNV). Ex diputado de Hacienda alavés y aseor del actual diputado general, Xabier Agirre.

- José Luis López Iturritxa (PNV). Empresario.

- Benigno Urtaran (PNV). Ex presidente y actual miembro de la ejecutiva peneuvista alavesa.

- Adolfo Bruno Otxoa (propuesto por EA en la lista conjunta). Secretario de la mesa de su Asamblea Nacional.

- Alfredo de Miguel (PNV). Diputado alavés de Entidades Locales.

- José Javier Lasarte (PSE). Miembro de la ejecutiva socialista alavesa.

2) A la Comisión de Control:

- Álvaro Iturritxa (PNV). Miembro de la ejecutiva provincial peneuvista y ex juntero.

- Francisco Javier Carro (PNV). Parlamentario vasco y ex alcalde de Izarra.

- Nerea Sangróniz (PNV). Miembro de la ejecutiva peneuvista alavesa.

- Marta Buesa (PSE). Sustituyó a su padre, Fernando Buesa, en la asamblea de la Vital tras el asesinato de éste por ETA.

- Plataforma del PP. El PP ha presentado dos propuestas abiertas al Consejo de Administración y a la Comisión de Control para visualizar su disposición a pactar con el PSE. Este pacto que no se producirá y ello les obligará a rehacer su lista después del día 25. El partido dispone entonces hasta el día 27 para presentar una planclos definitivos.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS