La crisis del Partido Popular

Posibles sucesores de San Gil al frente del PP vasco

LEOPOLDO BARREDA: La garantía ante la posible transición

Leopoldo Barreda (Bilbao, 1960) es una garantía interna del PP vasco para asegurar, al menos, una transición tranquila en el hipotético escenario de la huida de María San Gil. Este abogado, con dominio del inglés y de larga trayectoria institucional, es el portavoz popular en el Parlamento vasco, a donde llegó, curiosamente, en sustitución de Jaime Mayor Oreja.

Siempre ortodoxo, reflejo directo de la disciplina interna, Barreda ha desempeñado un papel muy significativo en estos días tan convulsos. Aunque inicialmente se le situaba próximo a su presidenta, ha sabido expresar con nitidez su prioritaria adhesión a Mariano Rajoy, desmarcándose de los argumentos de San Gil.

Más información
"¿Cómo ha podido hacer esto María?"

ALFONSO BASAGOITI: A medio camino hacia el futuro

Las previsiones hacían creer que Alfonso Basagoiti (Bilbao, 1969) aprovecharía el melón abierto por María San Gil para conformar su propio camino, sobre todo tras haberse atrevido, a raíz de la derrota del PP el 9-M, a proponer un acercamiento del partido a la sociedad y una posible traslación al País Vasco de la fórmula navarra de UPN.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Este amable abogado, de corte populista, incansable en su lucha por la alcaldía de Bilbao y que en muchas ocasiones ha hecho gala de tener criterio propio dentro del PP, se ha quedado a medio camino: de salida, arropó a su presidenta, y cuando leyó la ponencia viró levemente para reclamar que es posible querer a San Gil sin odiar a Rajoy.

ALFONSO ALONSO: La lucha por una alternativa firme

Junto con el veterano Ramón Rabanera, ahora senador, Alfonso Alonso (Vitoria, 1961) ha integrado el ticket ganador de los populares vascos hasta los pasados comicios locales. Una pareja, paradójicamente, siempre alejada de las tesis oficiales de San Gil, quien, además, nunca les ha considerado afines, pues les recuerda como valedores de Loyola de Palacio.

El ex alcalde vitoriano, también abogado, inicia ahora su carrera política en Madrid como diputado, pero con un ojo siempre puesto en el País Vasco. Ideólogo de la oposición a San Gil, localizada en el sector alavés (a excepción del Valle de Ayala), lucha, en cambio, por hacerse con un liderazgo más amplio que le convierta en firme alternativa.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS