Laboratorio de ideas

Que alguien se lo diga

Los jefes de los medios de comunicación y sus empresas no suelen envejecer con la suficiente gracia. Pero los ejecutivos de CBS, Comcast e IAC están intentando aparentar modernidad lanzándose a adquirir todo tipo de medios nuevos. Han acordado comprar las cadenas CNET y las editoriales Plaxo y Lexico, respectivamente. Pero por desgracia, sus nuevos conjuntos parecen un tanto ajados y pasados de precio. Y la verdad es que tampoco combinan mucho con la ropa que ya tenían los magnates.

Tomemos como ejemplo el acuerdo de CBS para comprar CNET por 1.161 millones de euros. Cuando la cadena se separó de Viacom, se suponía que iba a ser una mina de oro. El jefe Les Moonves ha estado buscando el crecimiento, hablando de temas como "comprar el próximo YouTube". Pero los beneficios de CNET sólo aumentaron a un ritmo del 5% el año pasado, y se parecen bien poco a los de YouTube. Es curioso pagar por eso 45 veces el flujo de caja disponible.

Y luego está IAC. La empresa parece darse cuenta de que necesita centrarse; tiene planes de dividirse en cinco. Aun así, el máximo ejecutivo, Barry Diller, parece decidido a convertir su unidad Ask.com en un popurrí secundario de operaciones de Internet. Y va a comprar Lexico, propietaria de Dictionary.com. Pero Diller no ha conseguido que IAC sea más grande que la suma de sus partes. Es difícil comprender por qué un revoltijo de sitios de Internet vaya a tener mejores resultados.

El acuerdo de Comcast para comprar el sitio de la red social Plaxo por más de 64.700 millones de euros también resulta peculiar. El grupo de cable ha invertido más de 50.000 millones en adquisiciones desde 1999, pero su rendimiento no ha logrado ni de lejos cubrir el coste del capital. Comcast afirma que Plaxo puede ofrecer a sus clientes de cable servicios útiles como compartir fotos y agendas en Internet. Puede que sea así, pero aún no se sabe a ciencia cierta cuál es el motivo por el que tiene que ir contra Google en estas áreas.

Dado que la cotización de las acciones de estos tres compradores ha bajado, los accionistas están diciéndoles a los magnates que no están nada contentos con sus adquisiciones. Con un poco de suerte, les llegará el mensaje y se lo pensarán dos veces antes de añadir artículos fuera de temporada a su guardarropa. -

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS