Reportaje:37º Congreso del PSOE

Ahora sí toca

El PSOE impulsa reformas que aparcó en su primer mandato

El PSOE se opuso en la pasada legislatura a ampliar el derecho al aborto y a estudiar una posible ley de eutanasia porque no detectaba "demanda social". También olvidó desarrollar el acuerdo parlamentario que instaba a reconocer el derecho a voto de los inmigrantes, y hace sólo mes y medio votó en contra de una propuesta de IU para eliminar los símbolos religiosos en los actos públicos. Las cosas parecen haber cambiado este fin de semana: el 37º congreso federal de los socialistas ha abrazado las cuatro causas.

"Ahora Zapatero querrá apuntarse el tanto y vender estas propuestas como suyas, cuando a nosotros nos dijo 'no' durante cuatro años. Es lamentable: el PSOE ha demostrado que prioriza sus tiempos políticos por encima de los tiempos de la sociedad", se queja Gaspar Llamazares, coordinador de IU.

Más información
Zapatero lanza el PSOE del futuro

"Esa crítica es absurda", responden desde la dirección del PSOE. "En la pasada legislatura, el Gobierno de Zapatero acometió reformas sociales enormemente ambiciosas: la ley de matrimonios homosexuales, la de Igualdad... Y ahora toca hacer otras cosas. Las reformas hay que hacerlas de forma paulatina. La sociedad ni entendería ni asumiría que se cambiara todo a la vez. ¿De verdad alguien puede decir que el primer mandato de Zapatero no fue valiente?".

- Ley del aborto. El programa con el que Zapatero concurrió a sus primeras elecciones, en 2004, decía en la página 100: "Reformaremos la legislación sobre el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo para adoptar un sistema de plazo". Es decir, fijar un plazo dentro del cual la mujer podría abortar sin tener que alegar motivo. El PSOE ganó, pero la ley no se reformó. IU-ICV estuvo esperando para presentar una propuesta conjunta en el Congreso de los Diputados hasta que, cuando ya era evidente que los socialistas no estaban por la labor, forzó el debate el pasado diciembre. El PSOE votó no.

Llegaron las elecciones de 2008 y Zapatero eliminó del programa la referencia a la ley de plazos, sustituyéndola por un llamamiento a que la sociedad abriera un debate para ver si era necesario modificar la ley. Cuatro meses después, el congreso federal del PSOE ya tiene solución a esa reflexión: vuelve a apostar por la ley de plazos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

- Eutanasia. El PSOE rechazó varias interpelaciones parlamentarias para regular la eutanasia en la pasada legislatura, a pesar de que su programa proponía crear una comisión de estudio (que nunca creó). En el programa de 2008 tampoco figuraba ya. El congreso federal de este fin de semana ha aprobado una enmienda que invita a "abrir el debate" en los "próximos años" para que los pacientes terminales puedan pedir a los médicos "una intervención más activa" que garantice "su derecho a una muerte digna".

- Voto inmigrante. Una de las propuestas estrella del congreso del PSOE es la de reconocer a los inmigrantes el derecho de voto en elecciones municipales. Eso ya lo aprobó, por unanimidad, el Congreso de los Diputados en 2006, pero para llevarlo a cabo es preciso firmar tratados de reciprocidad con varios países, que el Gobierno no ha firmado.

- Laicidad. El pasado 27 de mayo, el Congreso debatió una propuesta de IU para retirar de los actos públicos -como las tomas de posesión de altos cargos- símbolos religiosos como el crucifijo y la Biblia. El PSOE votó en contra porque eso, explicó, deberá venir por un cambio social, no imponerse por ley. Mes y medio más tarde, los socialistas abogan por la "desaparición progresiva de símbolos y liturgias religiosas en edificios públicos".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS