El Teatre Lliure toma un casual aire inglés

Pinter, Lessing y Miller, entre los muchos anglosajones de la temporada

"La programación no tiene ningún hilo conductor, pero hay algunas casualidades y la principal es la abundancia de textos de autores de habla inglesa", explicaba ayer Àlex Rigola, director del Lliure, sobre la próxima temporada del teatro. Él mismo la abrirá el 18 de septiembre con Rock'n'roll, de Tom Stoppard, "una pieza ambientada entre la Primavera de Praga y la caída del muro de Berlín que habla de la caída de los mitos; de todo tipo, desde el comunismo a Syd Barrett".

Además de Stoppard, sobre el escenario del Lliure podrán verse también textos de otros grandes autores anglosajones como Doris Lessing -Jugar amb un tigre, que dirigirá Carlota Subirós-; Harold Pinter -Traïció, con dirección de Carles Alfaro-; Martin McDonagh -L'home dels coixins, dirigida por Xicu Masó-; Arthur Miller -Mort d'un viatjant, con dirección de Mario Gas-; Richard Dresser -Días mejores, que pone en escena el propio Rigola- y, cómo no, William Shakespeare, con un Hamlet dirigido por Thomas Ostermeier que será "una de las perlas temporada", según el director del Lliure. "Es un montaje esquizofrénico", remacha.

Para Rigola, destaca esta temporada la presencia de montajes internacionales. Además del antes citado, figuran Mefisto for ever, de Tom Lanoye, a partir de la novela Mefisto de Klaus Man y que dirige Guy Cassiers, y Nord, de Louis-Ferdinand Céline, con dirección de Frank Castorf. Las dos se estrenan en España tras haberse presentado con éxito en el Festival de Aviñón del año pasado.

Habrá espacio también para la dramaturgia catalana, destacando el estreno por primera vez en la sala grande del Lliure de una pieza de Luïsa Cunillé, El bordell, sobre la España desencantada, que dirigirá Xavier Albertí. Resalta Rigola también el montaje Espía a una mujer que se mata, de Daniel Veronese, a partir de El tío Vania de Chejov, y Purgatorio, en corpoducción con el Grec 09, un montaje creado y dirgido por Romeo Castellucci a partir de la Divina comedia de Dante que pudo verse este verano en Aviñón.

Barceló y Nadj

El ciclo Radicals Lliures incorpora la performance con barro del pintor Miquel Barceló y el coreógrafo Josef Nadj; en danza destacan los nuevos espectáculos de Gelabert-Azzopardi y Mal Pelo, y en música se espera que este año sí actúe Albert Pla y que pueda verse otra vez sobre el escenario a Lluís Llach acompañando al piano a Silvia Bel y Jordi Dauder en un homenaje a Martí i Pol.

Es un amplio programa (www.teatrelliure.com) cuyo folleto informativo se acompaña con fotografías de la gente que trabaja en la reforma del Lliure de Gràcia. "Es una obra complicada, pero esperamos que pueda abrirse la próxima temporada", señaló Rigola, para quien las fotos son, en tiempos de crisis, "un homenaje a los obreros de la construcción".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS