Tommy Lee Jones, contra la Paramount

Siete millones de euros bien valen un viaje a los tribunales. El actor Tommy Lee Jones, uno de los protagonistas de No es país para viejos, de los hermanos Coen, ha denunciado a la productora Paramount Pictures por no haberle pagado el bonus que se le había prometido si la película funcionaba bien en taquilla.

El filme, que consiguió el pasado año el Oscar a la mejor película, mejor director, mejor guión y mejor actor secundario (Javier Bardem), recaudó 112 millones sólo en Estados Unidos. Sin embargo, el actor asegura que no ha cobrado ni un dólar de los que se le había prometido. Tommy Lee Jones firmó un precontrato en el que se le ofrecía un pequeño anticipo y en el que le garantizaban cifras sustanciosas en función de la taquilla.

Pero, al parecer, algunas de estas cláusulas por incentivos no estaban bien redactadas ni definidas y, según alega Lee Jones, no fueron modificadas por la Paramount, aunque él se lo pidió. "Los papeles hablan por sí mismos", sentenció la representante del actor. Sea como fuere, la productora de la película puede haber encontrado la forma de no pagar al actor, que también anunció que ha contratado a un auditor independiente para que calcule los beneficios de la cinta y evitar así que Paramount maquille las cifras finales de No es país para viejos.

El actor norteamericano interpreta en el filme al sheriff Ed Tom Bell, un atípico policía con una filosofía de la vida muy particular y cuyo personaje fue concebido por el escritor Cormac McCarthy, autor del libro homónimo en el que se basó la película.

Tommy Lee Jones, que cumplirá 62 años el próximo lunes, será el protagonista de la próxima película de Bertrand Tavernier, In the electric mist.

Tom Lee Jones, en <i>No es país para viejos.</i>
Tom Lee Jones, en <i>No es país para viejos.</i>

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS