Gerardo Camps y la crisis mundial

El PP alega que el vicepresidente no acude a las Cortes por culpa de Zapatero

Gerardo Camps, vicepresidente del Consell, consejero de Hacienda y presidente de la empresa pública CACSA, plantó ayer por quinta vez a la comisión parlamentaria ante la que debe explicar las razones de la inundación que sufrió el Palau de les Arts en octubre de 2007. Una vez constituida la comisión, Rafael Maluenda, su presidente, comunicó a los diputados presentes que acababa de recibir una notificación: "El vicepresidente excusa su presencia por estar en un viaje institucional acompañando al presidente de la Generalitat en otro continente".

Gerardo Camps participa en la misión empresarial a Dallas, Estados Unidos, organizada por la Generalitat y presidida por Francisco Camps y que partió el miércoles.

"El escapismo del consejero colma todo lo colmable", denuncia Camarasa

José Camarasa, el diputado socialista que espera la comparecencia de Gerardo Camps desde diciembre de 2007, expresó su "malestar" ante la incomparecencia del vicepresidente económico. Camarasa explicó que Camps pactó la fecha de su comparecencia hace dos semanas. Y no dudó de la importancia de la misión promocional en la que participa "en la primera potencia del mundo", pero añadió: "No tengo la menor duda de que un viaje de ese calado no se prepara en 15 días".

Camarasa recordó que la comparecencia de Camps para hablar de las inundaciones del Palau de les Arts se ha retrasado en cuatro ocasiones anteriores "atendiendo a circunstancias personales que debían ser atendidas", denunció que "el escapismo" del consejero en esta materia "colma todo lo colmable" y reclamó al presidente de la comisión que transmita "el malestar del grupo socialista" a Gerardo Camps.

Enric Morera, en representación de Compromís, dijo estar "indignado". "No dudamos que el vicepresidente esté haciendo un trabajo magnífico en Estados Unidos, en una región petrolera como Tejas, concretamente en Dallas", dijo Morera, "pero podía haber avisado con tiempo a los miembros de la comisión".

Maluenda reprochó a Morera que se declarara "indignado". "No es para tanto", sentenció.

Pero el broche de oro lo puso Eduardo Ovejero, veterano diputado del PP por Valencia, que aclaró que la culpa de la ausencia de Gerardo Camps es atribuible a José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno y origen de todos los males que acechan a la Comunidad Valenciana. "La mala situación económica, complicada por la mala gestión del Gobierno central, obliga a cambiar las agendas hasta de las corporaciones locales", largó Ovejero, "y no es de extrañar que el vicepresidente del Consell tenga que modificar sus agendas para trabajar por resolver una crisis que Zapatero no supo anticipar".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS