Un gigante del petróleo con un plan

Lukoil es la primera petrolera privada de Rusia y un gigante en reservas, sólo superado por otro monstruo del negocio del crudo, Exxon Mobil. Aunque su capitalización bursátil no es muy superior a la de Repsol YPF (18.537 millones de euros frente a los 16.600 de la compañía española), sus beneficios sí son muy superiores: 7.593 millones de euros en 2007, frente a los poco más de 3.000 de Repsol YPF.

Con más de 100.000 empleados, Lukoil, según explicaban ayer fuentes del sector, complementa a Repsol YPF en un extremo importante, las reservas. Por el contrario, la petrolera española aportaría a la rusa su buena posición en refino y distribución de combustible en el sur de Europa y América Latina.

Más información
El Gobierno desea que Repsol siga "dirigida por españoles" pero rechazar intervenir
El Gobierno afronta dividido la venta del 30% de Repsol YPF a Lukoil

La compañía rusa, patrocinadora del equipo de fútbol Spartak de Moscú, dispone de seis refinerías en territorio ruso, y una en Ucrania, Bulgaria y Rumania. Además, controla gasolineras en 24 países del mundo, incluidos Estados Unidos, Ucrania, Serbia, Turquía y casi todos los países de Europa Central y Oriental.

Lukoil extrae un 2,3% del petróleo mundial, principalmente en Siberia occidental, y también en Kazajistán, Egipto, Azerbaiyán, Arabia Saudí, Venezuela, Colombia, Irak y Uzbekistán, entre otros países. La petrolera accedió también al sector gasístico en 2005 con la explotación de un yacimiento en Najodka, en el lejano oriente ruso, a orillas del océano Pacífico.

Posteriormente, se ha embarcado en la explotación de yacimientos en el mar Caspio, en Uzbekistán y también en Azerbaiyán, concretamente el yacimiento de Shah-Deniz, uno de los mayores del mundo. La petrolera estadounidense ConocoPhillips se hizo en 2007 con el control del 20% de las acciones de Lukoil.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre los planes rusos en el sector energético, la cadena de televisión La Sexta desveló ayer la existencia de un informe del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), fechado en octubre de este año, en el que se atribuye a Rusia un plan para controlar el suministro energético del norte, el centro y el sur de Europa. Dicho documento habría adelantado que Lukoil intentaría entrar en el capital de Repsol YPF.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS