El Tribunal de Cuentas critica varios contratos de Álava

El Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP) concluye en un informe sobre la actividad económica y financiera de la Diputación de Álava, correspondiente a 2006, que cumplió con la legalidad , pero destaca algunas anomalías en la contratación y la política de subvenciones.

El examen fiscalizador hace constar que el consejo de diputados autorizó en enero de 2006, con el PP en el Ejecutivo foral, la prórroga por séptima vez consecutiva del contrato administrativa de prestación de servicios de la Agencia Ejecutiva, dependiente del Departamento de Hacienda. El Tribunal de Cuentas advierte de que el contrato inicial, de febrero de 1990, se formalizó "sin publicidad ni concurrencia previa", y que con la última prórroga "la duración del contrato cumplirá 18 años", lo que "supera cualquier previsión legal". También apunta que la institución foral abonó a la Agencia Ejecutiva 790.000 euros en 2006 "como premio de cobranza".

Entre las excepciones, el tribunal cita la modificación del proyecto de mejora del regadío de la zona de Maeztu por un importe de 2,2 millones, que supone encarecer en un 54% el precio en que se adjudicó. También amonesta a la Diputación alavesa por no incluir, "al igual que en ejercicios anteriores", las declaraciones fiscales de dos altos cargos que cobraron cesantías forales. Además de la concesión de subvenciones directas, critica que la Diputación gastara 642.000 euros en telefonía fija sin cumplir los principios de publicidad y concurrencia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS