Condenados dos miembros del PP por fraude electoral

Absueltos los otros 22 acusados de manipular a 19 ancianos de Baeza

La Audiencia Provincial de Jaén ha condenado a dos miembros del PP de Baeza (Jaén) por un delito de vulneración dolosa del voto por correo al considerar que en las pasadas elecciones municipales urdieron una trama para lograr, de forma fraudulenta, el voto de 19 ancianos de la residencia municipal. José María Pérez Bonilla y José Perales Rentero, los dos coordinadores de la campaña del voto por correo en los comicios de 2007, han sido condenados a una multa de 2.400 euros y la inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo (no podrían presentarse a las elecciones) durante ocho años. El fallo, que ayer avanzó Diario Jaén, absuelve a los otros 22 acusados que fueron juzgados los días 1 y 2 de diciembre, la mayoría de ellos miembros del PP que actuaron como apoderados de los ancianos, así como al médico que firmó los certificados, hermano del ex alcalde baezano del PP Javier Calvente.

La sentencia considera probado que los dos coordinadores de la campaña del voto por correo del PP de Baeza idearon un plan para lograr que internos de la residencia Purísima Concepción, de titularidad municipal, les otorgaran poderes para poder votar por correo, aunque finalmente fueron ellos y no los ancianos los que introdujeron la papeleta en el sobre. La trama se destapó cuando uno de los ancianos, ya fallecido, acudió a votar y le dijeron que no podía hacerlo porque ya había votado por correo. Acto seguido decidió denunciar los hechos ante el Juzgado de Baeza.

Certificados médicos

Los magistrados de la Sección Primera de la Audiencia de Jaén han absuelto por falta de pruebas al médico Ginés Carlos Calvente, hermano del que fue alcalde popular hasta las elecciones de mayo de 2007. El fiscal lo acusaba de un delito de falsedad por los certificados médicos expedidos "sin ni siquiera comprobar el estado de los ancianos", y pedía para él la multa mayor.

Sin embargo, el tribunal ha tenido en cuenta los argumentos expuestos por la defensa del facultativo, en el sentido de que los certificados médicos respondían a la realidad y confirmaban que los ancianos para los que se tramitó el voto por correo estaban impedidos.

También han sido absueltas las que entonces eran la directora y administrativa de la residencia, acusadas de connivencia. El resto de los que han quedado sin cargos son militantes populares que actuaron como apoderados, entre ellos tres concejales del PP. Los servicios jurídicos del PP recurrirán la pena impuesta a sus dos coordinadores.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS