El fuego acaba con la mayor cooperativa citrícola de Alcàsser en plena campaña

La Cooperativa San José de Alcàsser da trabajo a 400 personas en el proceso de manipulación de cítricos y a otros 300 en los trabajos de recolección en el campo. Sin embargo, un incendio acabó, entre la noche del viernes y la mañana del sábado, con la parte fundamental de sus instalaciones, la nave en la que se ubicaban las naves frigoríficas, la maquinaria y parte de almacén. Las oficinas y la nave destinada al almacenamiento de abonos y suministros agrícolas quedaron a salvo. Más de 24 horas después de que se iniciara el fuego, algunos retenes de bomberos permanecían a última hora de la tarde de ayer en las instalaciones para controlar los conatos que todavía se registraban entre la dañada estructura, tal como informaron fuentes de la Policía Local del municipio.

Los plásticos y envases provocaron la intensa humareda. La quema también obligó a que el Ayuntamiento emitiera un bando en el que aconsejaba a los vecinos mantener las puertas y ventanas cerradas con el fin de evitar la inhalación de humo.

Tras el siniestro, que ha acabado con más de 13.000 metros cuadrados de infraestructura, el dilema es ahora el futuro de la misma y de sus trabajadores. El secretario general de la Unió de Llauradors, Josep Botella, se pondrá mañana en contacto con sus afiliados con el fin de conocer, de primera mano, cuáles son las perspectivas. "Yo creo que hay soluciones para acabar la campaña, ya que estamos en la segunda parte de la temporada de producción, pero aún no sabemos qué pasará con la cooperativa", explicó Botella.

Según las primeras investigaciones, el incendio fue provocado por un cortocircuito en un momento en el que en el interior de las instalaciones se encontraban más de 120 personas, que fueron evacuadas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS