El fuego en una cooperativa cierra cuatro días dos colegios de Alcàsser

El humo sigue acumulado en las naves de cítricos que ardieron el viernes

El incendio se declaró el viernes por la noche: ayer 180 alumnos seguían sin poder ir a clase y las previsiones para hoy no eran mejores. El colegio Jaume I y la escuela municipal de Alcàsser permanecen cerradas como medida de precaución ante el denso humo que sigue saliendo de las naves de la cooperativa citrícola San José, la mayor de la zona, que se encontraba en plena cosecha. Las llamas arrasaron 13.000 metros cuadrados de superficie antes de ser sofocadas. El humo generado por la combustión de toneladas de fruta y material de embalaje quedó atrapado, sin embargo, en el interior de las naves hasta que los bomberos del consorcio provincial, que ayer volvieron a trabajar día y noche, iban accediendo a ellas.

La acumulación de humo, señaló un portavoz del cuerpo, es habitual en incendios industriales. Pero estos suelen registrarse en polígonos alejados de núcleos urbanos, y ese no es el caso de la cooperativa de Alcàsser.

El delegado del Gobierno, Ricardo Peralta, calificó el incendio de "verdadero desastre" para el empleo en el municipio, dado que reunía gran parte de su actividad agrícola, pero confió en que con la participación de los socios y de "todas las Administraciones" pueda reabrir "en el plazo más corto posible".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS