ESCENA | La semana por delante

El Pinter más Pinter

Es uno de los Pinter más Pinter. Y uno de sus textos emblemáticos cargado de hermosa dureza, de cruel belleza. Encima este Regreso al hogar (Teatro Español) lo ha puesto en pie un equipo sin fisuras. Así les ha salido, que dejan al público embobado. La traducción es de Eduardo Mendoza, quien sostiene que su trabajo no reviste dificultad tratándose de Harold Pinter porque su léxico es cotidiano, pero también añade: "El problema está antes y después de abordar la traducción, porque los personajes se resisten a revelar no sólo sus intenciones, sino su identidad y, por consiguiente, el vehículo oral de su verdad y su mentira".

Los personajes son los de una familia londinense que recibe la visita del hijo mayor que presenta a su esposa. Y lo más fascinante es que esa familia arrastra a los espectadores por mil vericuetos, sospechas, incredulidades, abstracciones hasta sumergirlos en interpretaciones varias. Lo importante es que Pinter nos convierte a todos en voyeurs mentales y nos sumerge en un misterio que no sería tan atractivo sin el minucioso trabajo del director Ferran Madico y los actores Manuel de Blas, Tristán Ulloa, Ana Fernández, Sergio Otegui, Julián Ortega y Ricardo Moya.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS