El salón de la Enseñanza atrae a miles de estudiantes

El salón de la Enseñanza abrió ayer sus puertas en la Fira de Barcelona en medio de las protestas estudiantiles contra el proceso de Bolonia (homologación de los estudios universitarios en Europa). Un grupo de estudiantes pidió la dimisión del consejero de Universidades, Josep Huguet, y de la comisionada, Blanca Palmada. Este año será el del desembarco del sistema de Bolonia. El 77% de las carreras estarán homologadas a Bolonia.

Miles de estudiantes fueron al salón en busca de información. "La Universidad se parecerá más al instituto, el cambio no será tan brusco", confiaba Carlos Leira, de 17 años, que quiere cursar Biología. "La evaluación continua y el hecho de tener que estudiar con constancia hará posible sacar mejores notas", decía Marc Grau, de la misma edad y candidato a hacer Física. "Este año ya no preguntan qué es Bolonia, que ya les suena, sino qué efectos tendrá en su carrera", explicaba Ignasi, que atiende desde el puesto del sindicato SEPC.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS