El director de RTVV justifica su fiesta en Marrakech con Pérez y Cotino

Pedro García, director general de Ràdio Televisió Valenciana, calificó ayer como estrictamente "privada" la fiesta que compartió con ocasión de su 40 aniversario con un grupo de amigos en la ciudad Marrakech, en Marruecos. "Fue una sorpresa que organizó mi mujer, cada uno pagó lo suyo y todos los asistentes son amigos míos personales", sentenció García.

La fiesta en cuestión, cuyos detalles desgranó Levante-EMV ayer, congregó en diciembre de 2007 en Marrakech, entre otros, a Álvaro Pérez Alonso, el Bigotes, responsable de Orange Market, una de las empresas vinculadas a la supuesta trama de corrupción y blanqueo que investiga el juez Baltasar Garzón; Vicente Cotino, sobrino del vicepresidente y Consejero de Bienestar Social y propietario del 38,7% de Gerocentros del Mediterráneo, empresa que gestiona 20 residencias de mayores que tienen concertadas con la Generalitat más de un tercio de sus plazas; Miguel Perelló, productor que ha recibido 12 millones de euros de subvenciones de la Generalitat a través de sus empresas Intercartel e Indigomedia para rodar películas sobre Blasco Ibáñez o Severo Ochoa, entre otros; o Arturo Blanch, empresario de comunicación, especialista en eventos y habitual contratista de la Generalitat desde hace años, adjudicatario de contratos por cerca de dos millones de euros desde la Sociedad Gestora para la Imagen Estratégica y Promocional de la Comunidad Valenciana.

Los invitados viajaron a Marrakech en un aerotaxi fletado en el aeropuerto de Manises y se alojaron en el hotel Sofitel, cercano a la gran plaza de Jamaa el Fna.

Pedro García viajó a Marrackech en el avión privado de Vicente Cotino.

Según el relato de Levante-EMV, los asistentes recibieron a Pedro García con camisetas alusivas a su aniversario y compartieron cena en una jaima de lujo con tarta de cumpleaños y velas sorpresa incluidas.

La celebración se prolongó durante el fin de semana comprendido entre el 7 y el 9 de diciembre de 2007.

Pedro García nunca ha negado su amistad con Álvaro Pérez, uno de los imputados por el juez Baltasar Garzón, que ha copado a través de Orange Market la organización y gestión de los grandes actos electorales del PP de la Comunidad Valenciana desde 2004. Orange Market también ha sido adjudicataria de varios contratos públicos desde la Generalitat.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS