Cetursa niega negligencia en el accidente del telesilla

El mantenimiento del telesilla Emile Allais, en la estación de esquí granadina de Sierra Nevada, era el adecuado y estaba "perfectamente en regla", según las primeras conclusiones que arroja la investigación interna que se puso en marcha tras el desplome de parte del remonte, el pasado 2 de marzo y que ocasionó heridas a un total de 23 personas.

No hubo negligencia y las labores de mantenimiento eran adecuadas, así lo manifestó ayer de forma tajante Francisco Cuenca, vicepresidente de Cetursa, la empresa pública de la Junta de Andalucía que gestiona la estación de esquí.

La comisión de investigación creada al efecto está a la espera de recibir los informes encargados al Colegio de Ingenieros Industriales de Sevilla y a una empresa especializada.

De momento, la información con la que cuenta Cetursa, que junto a la Consejería de Obras Públicas y la empresa fabricante del remonte constituyen la comisión, permite descartar negligencias. Lo que persiguen es identificar los elementos que pudieron influir en el accidente para evitar que se vuelva a repetir.

Ninguno de las personas que resultaron heridas permanece hospitalizada y sólo tres se personaron en el juzgado que, de oficio, abrió diligencias. Los que presentaron reclamaciones en la estación están llegando a acuerdos con la empresa a través de la compañía de seguros.

La rotura de una pieza con varias poleas por las que pasa el cable que sostiene las sillas ocasionó que seis de ellas, con capacidad para cuatro personas cada una, cayeran al suelo desde una altura aproximada de cuatro metros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS