La ley antiblanqueo obligará a los bancos a vigilar a cargos políticos

La normativa extrema el control sobre las cuentas de los jefes de Estado y de Gobierno, ministros, parlamentarios, jueces y fiscales

El Gobierno ha redactado un anteproyecto de Ley de Prevención del Blanqueo de Capitales que obliga a los bancos a establecer "medidas reforzadas" de vigilancia -incluida la recogida de información sin conocimiento de los afectados- sobre las cuentas de "todas las personas españolas o extranjeras que desempeñen o hayan desempeñado funciones públicas importantes". El texto, que traspone una directiva europea y la amplía para que se aplique a políticos españoles, incluye entre las personas a vigilar a "los jefes de Estado, de Gobierno, ministros, parlamentarios, miembros de tribunales supremos, constitucionales o equivalentes del ministerio fiscal...".

Los responsables del Ministerio de Economía lo justificaron así: "En la actividad de los políticos hay más riesgo de cometer estos delitos que en el resto de la sociedad". En dos de los casos más graves de corrupción ligada a la Administración en España, el caso Malaya y el caso Gürtel, se detectó blanqueo de capitales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS