Estudiantes espiados a través de su ordenador

Los encargados de informática en un distrito escolar de las afueras de Filadelfia (Pensilvania) tomaron ilegalmente miles de fotos privadas a alumnos a los que les habían prestado ordenadores portátiles para uso escolar, según la demanda presentada por los abogados de uno de esos estudiantes, Blake Robbins, de 15 años. Aprovechando un programa de vídeo de control remoto, LanRev, instalado para localizar los ordenadores en caso de robo, los técnicos tomaron miles de fotos a través de los 2.300 portátiles que habían distribuido entre el alumnado.

Robbins tenía el ordenador en su casa, pero los técnicos grabaron unas 400 fotos del joven. "Había algunas de Blake parcialmente desnudo y de Blake durmiendo", aseguran los abogados en la moción. La familia de Robbins ha demandado al distrito y a su responsable, pero destaca que las grabaciones dependían de un técnico informático, Carol Cafiero. "Algunos correos sugieren que Carol Cafiero puede ser una voyeur", asegura en los documentos legales.

En ese distrito escolar, Lower Merion, estudian unos 6.900 alumnos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS