Iniciativa premia a Solé Tura y Teresa Eulàlia Calzada

Saura reclama que se mantenga la lectura abierta de la Constitución

La inacabable peripecia del Estatuto de Autonomía ha puesto de rabiosa actualidad el papel que en su día desempeñó Jordi Solé Tura como ponente de la Constitución en representación del PCE y el PSUC. Solé defendió entonces una enmienda para que el futuro Tribunal Constitucional no tuviera que pronunciarse sobre los estatutos de autonomía refrendados por la ciudadanía, justamente para evitar el choque de legitimidades en que ahora se encuentra inmerso de lleno el Estatuto catalán.

La participación de Solé Tura como ponente comunista en la redacción de la Constitución fue recordado y reivindicado ayer por el presidente de Iniciativa Verds, Joan Saura, en la entrega del premio Cipriano García, instituido por la formación ecosocialista conjuntamente con Comisiones Obreras para reconocer trayectorias destacadas en favor de los derechos sociales.

El premio Cipriano García propicia el reencuentro de viejos compañeros

Saura destacó no sólo que la perspicacia política de Solé Tura advirtió ya en 1978 sobre un peligro que ahora mismo se está confirmando. También subrayó que el ponente comunista fue siempre defensor de una España federal y el reconocimiento de Cataluña en ella mediante una Constitución abierta e inclusiva tal como ahora sigue haciendo Iniciativa Verds, la formación surgida del PSUC.

En esta octava edición del premio Cipriano García, el galardón ha sido otorgado conjuntamente a Solé Tura y a Teresa Eulàlia Calzada, su viuda, pero no en su condición de tal sino como ex diputada y ex dirigente de la organización sectorial de educación de este partido durante muchos años. La entrega del premio tuvo una fuerte carga emotiva porque expresaba el reencuentro de viejos compañeros distanciados desde que, en 1985, Solé Tura abandonara el PSUC e ingresara en el PSC.

Teresa Eulàlia Calzada explicó al recibir el galardón que siempre se ha sentido orgullosa de sus 14 años de militancia en el PSUC, en el que ingresó en 1973 procedente de Bandera Roja, junto con muchos de los asistentes al acto, que llenaron la sala presidida por el cartel de Tàpies dedicado al PSUC. Las complicidades de los tiempos difíciles suelen perdurar y Calzada lo ratificó al recordar que Solé Tura solía decir de sus ex compañeros del PSUC: "Estos son los míos".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS