Facebook rediseña su sistema de privacidad tras una cadena de errores

Datos personales de miles de usuarios han sido hechos públicos sin permiso

Víctima de su deficiente política de privacidad, Facebook se vio ayer obligado a simplificar el modo en que la información de sus usuarios se comparte en la Red. Debido a una cadena de errores técnicos y cambios impuestos sobre la mayor red social de Internet, miles de usuarios -incluido su fundador y consejero delegado- vieron en los pasados meses cómo información privada y sensible, como fotos personales, quedaba al alcance de cualquiera de los 400 millones de internautas con una cuenta en Facebook.

Ayer, eso cambió. A partir de ahora, a través de un simplificado panel de control, los usuarios pueden decidir qué información comparten con las tres grandes categorías de usuarios que comparten esa red social: los amigos, los amigos de los amigos y todo el mundo en la red.

Más información
El patrón de Facebook admite haber cometido "un puñado de errores"
Facebook y MySpace, acusadas de enviar datos personales a las agencias de publicidad
Facebook introduce nuevas herramientas contra la intrusión
Vulnerando la privacidad por la cara

Además, pueden desaparecer totalmente para los motores de búsqueda y prohibir en sus perfiles la aparición de aplicaciones creadas por otras empresas, que hasta la fecha había sido una vía para compartir información privada en la red.

Muchos de esos controles, de hecho, ya existían, pero estaban sepultados en un intrincado laberinto de permisos que para muchos usuarios era imposible de recorrer. Ayer, el fundador y consejero delegado de la red, Mark Zuckerberg, presentó los cambios y admitió que los había impuesto "por la crisis de confianza generada". "Mucha gente está enfadada con nosotros por los cambios que acometimos, y yo eso me lo tomo muy en serio", dijo.

A finales de abril, la empresa anunció que implantaría una serie de cambios a través de los cuales Facebook se expandiría más allá de su red social. Iba a compartir información sobre los gustos de los usuarios con otras páginas web e importaría un historial sobre la actividad de los usuarios en aquellas mismas páginas. Aquello supuso un importante cambio para una red que se fundamenta en esferas aisladas de amigos, donde, supuestamente, un usuario tiene la capacidad de controlar a quienes añade a su libreta de contactos y qué información comparte con ellos.

Aquella decisión acabó siendo un problema para Facebook. Más, teniendo en cuenta declaraciones como las que hizo Zuckerberg en enero en una conferencia en Las Vegas: "La privacidad ya no es una norma social". Ayer parecía pensar de forma muy diferente. Incluso admitió que se había reunido con organizaciones ciudadanas y congresistas antes de decidir cómo renovaba totalmente los ajustes de privacidad de su red.

Eso sí, Facebook no impondrá, por defecto, las normas más restrictivas de privacidad. Para ello, cada usuario deberá, ahora, visitar esa página de privacidad a través de su perfil. "Lo que intentamos es que el sistema sea sencillo", dijo Zuckerberg. "Este sitio nunca ha funcionado para que uno se dé de alta y solo su red de amigos pueda acceder a su información personal". Es un viejo argumento: si alguien no quiere que algo se sepa, que no lo cuente en Facebook. Ni siquiera a sus amigos.

El control del perfil en dos clics

Facebook cambió ayer sus ajustes de privacidad tras las quejas de usuarios y de autoridades de diversos países. Estos son los cambios principales, según la firma:

- Habrá una página de control única de privacidad para todo el contenido que se haya añadido en el pasado y se vaya a añadir en el futuro.

- Con uno o dos golpes de ratón se controlará la configuración de todo el perfil.

- Habrá un panel de control en el que se verá qué información se comparte con quién: amigos, amigos de amigos o todo los usuarios.

- El directorio básico se pone al alcance de todos los usuarios sin posibilidad de hacerlo privado. Pero este solo incluirá: nombre, foto de perfil, género y red de adscripción del usuario.

- A través de otra página, el usuario podrá restringir qué información comparte con otras aplicaciones y motores de búsqueda.

- Por primera vez, Facebook permite desconectar totalmente las aplicaciones de otras empresas con un solo botón. De ese modo, el usuario sólo podrá usar las aplicaciones de Facebook, como la pizarra o las fotos, y no otras, como Farmville o Guerras de Zombies.

- Con una lista de bloqueados, ya existente, el usuario puede desaparecer de la red para los usuarios con los que no quiera compartir nada.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS