EE UU tendrá acceso a los datos bancarios de los europeos

La Eurocámara acepta las transferencias del consorcio Swift

Con la aparente mayoría holgada que da el apoyo de populares, socialistas y liberales en el Parlamento Europeo (533 eurodiputados sobre un total de 736), la presidencia española daba ayer por prácticamente hecho el acuerdo para el acceso de los responsables de la lucha antiterrorista de EE UU a datos bancarios de ciudadanos europeos. El nuevo pacto sobre Swift, el nombre del consorcio belga que gestiona las transferencias, ofrece garantías y límites en el uso de datos de los europeos en Estados Unidos.

El acuerdo podría firmarse la semana entrante, aprobarse en la Eurocámara a primeros de julio y entrar en vigor el 1 de agosto. Salvo imprevistos. "Yo fui corredor de 100 metros lisos y sé que muchas carreras se pierden en el último metro", reconoció Alfredo Pérez Rubalcaba tras pasar por la comisión parlamentaria que dio el visto bueno al nuevo entendimiento, sucesor del estruendosamente derribado en febrero cuando una Eurocámara crecida por los nuevos poderes que le otorga el Tratado de Lisboa consideró inaceptable el Swift pactado a sus espaldas por los Gobiernos de la UE y EE UU. Entonces los eurodiputados alegaron que no quedaba suficientemente garantizada la privacidad de los datos y que los europeos estaban privados de acceso a la justicia en caso de sentirse víctimas de abusos.

Este nuevo acuerdo es "infinitamente mejor" que el de febrero, según Rubalcaba. Recoge la exigencia de que los datos entregados a EE UU sean controlados por las autoridades europeas con el fin de que su uso quede limitado al combate antiterrorista. Además, los europeos podrán buscar el amparo de los tribunales estadounidenses si sus datos son usados indebidamente. Europol se encargará de comprobar la información que se suministra a EE UU.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS