Concentración en las telecomunicaciones

PT mantiene el mercado brasileño como gran apuesta

"Vivo es el pasado, Oi es el futuro" asegura la empresa

"Vivo es el pasado, Oi es el futuro". Con este lema resumió ayer Zeinal Bava, presidente ejecutivo de Portugal Telecom (PT), el fin de la sociedad de 13 años con Telefónica, y el comienzo de "un nuevo camino", con la alianza estratégica firmada con la operadora brasileña Oi. El foco del nuevo camino que emprende PT seguirá siendo Brasil, anunció Bava. Una simple mirada a las cifras de la operación permite concluir que el largo proceso negociador, con sobresaltos que a punto estuvieron de arruinarlo todo, ha valido la pena, sobre todo para la parte portuguesa. Las dos operaciones simultáneas -venta del 30% de Vivo a Telefónica y compra del 22,4% de Oi- constituyen la mayor transacción financiera registrada en Portugal, según dijo Henrique Granadeiro, presidente del Consejo de PT. Una transacción que moverá en total 11.200 millones de euros, la suma de los 7.500 millones que desembolsará la operadora española y los 3.700 que pagará la portuguesa. "Han sido unas negociaciones largas, duras, complejas y difíciles", aseguró Granadeiro en una conferencia de prensa en la que participaron seis miembros del comité de dirección de PT.

La 'acción de oro' ayudó a PT en la negociación, según su presidente
Más información
Telefónica se hace un gigante en Brasil
El regulador brasileño da luz verde a Telefónica para la compra de Vivo

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó que Oi "seguirá siendo una empresa nacional". En declaraciones a periodistas, Lula aclaró que la negociación con PT se está discutiendo en la "parte privada" de Oi, mientras que la parte controlada por el Gobierno se está limitando a "acompañar" la operación.

El hombre fuerte de la operadora portuguesa, Zeinal Bava, subrayó la importancia de Vivo al recordar que en los 13 años de gestión conjunta entre Telefónica y PT pasó de tres millones de clientes (1998) a los 58 millones actuales. Y de 3.100 millones de euros de ingresos a 17.500.

El gigante sudamericano sigue siendo una apuesta estratégica de PT,. El primer ejecutivo de PT explicó que al vender "un activo estratégico" tuvieron que "encontrar una alternativa el mismo día, back to back". "Salimos reforzados", apuntó sin falsa modestia. La opción es crear una "alianza estratégica" con Oi, la primera operadora de telefonía fija y cuarta de móvil, que reúne 62 millones de clientes (cuatro millones más que Vivo). De los 3.800 millones de euros que PT desembolsará por el 22,4%, "dos terceras partes de la inversión son para quedarse en la empresa, fortalecer el balance y potenciar Oi en su plan de expansión", aseguró.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

El Consejo de Administración aún no ha decidido el destino de los 3.800 millones, diferencia entre 7.500 millones que recibirá de Telefónica y los 3.700 que pagará a Oi. "Ha sido una negociación ejemplar con Oi, en un tiempo récord", subrayó, y mencionó que el uso de la acción de oro por parte del Gobierno al vetar la venta de Vivo por 6.500 millones permitió ganar tiempo y negociar en mejores condiciones.

Zeinal Bava y Granadeiro, ayer tras anunciar la operación.
Zeinal Bava y Granadeiro, ayer tras anunciar la operación.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS