Sebastián viaja hoy a Argelia para tratar de cerrar la disputa por el precio del gas

El ministro de Industria, Miguel Sebastián y el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, tienen previsto viajar hoy a Argelia para abordar con las autoridades argelinas el problema que enfrenta a la compañía estatal argelina Sonatrach -primer suministrador de gas de España, con alrededor del 31%-con la española Gas Natural. Será el segundo viaje de Sebastián al país norteafricano en poco más de un mes.

Sonatrach logró en agosto que la Cámara de Comercio Internacional de París, que actuó de árbitro entre la empresa argelina y Gas Natural, apoyara todas sus demandas para elevar los precios del combustible que suministra a España. Resultado: Gas Natural, que ha recurrido la decisión, debe pagar 1.500 millones por el gas adquirido entre 2007 y 2009 y, además, aceptar un incremento del 30% en los precios a partir de esa fecha.

Para Gas Natural, el laudo del tribunal parisino deja a la compañía, y también a España, en una situación comprometida. La razón es sencilla: la subida de precios, en un momento en que los precios internacionales tienden a la moderación, puede arrastrar a otros suministradores, además de afectar a los mercados del gas y de la electricidad.

La mediación de Sebastián será una tarea delicada. La cuestión del gas, con ser importante, no es la única que marca las relaciones con España. Argelia, enemistada con Marruecos, sabe que la energía puede ser un elemento muy persuasivo cuando hay cuestiones delicadas en liza como pueda ser la cuestión del Sáhara. Por esa complejidad, Sebastián tiene que administrar en dosis muy medidas la persuasión con la presión.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS