De Rumanía a prostituta de carretera

Tres detenidos por retener, explotar y agredir a una joven de 18 años

Una joven, de 18 años recién cumplidos, viajó en caravana desde Rumanía hasta Barcelona engañada con una falsa oferta de trabajo. Cuando llegó a Malgrat de Mar (Maresme), la obligaron a prostituirse durante dos meses en la Nacional II, le impidieron ponerse en contacto con sus familiares, fue sometida a abusos sexuales y acabó en un burdel de Girona en contra de su voluntad.

Tres personas ingresaron en prisión el 8 de marzo acusados de coacciones, explotación sexual, agresión sexual y detención ilegal por orden del Juzgado de Instrucción 3 de Arenys de Mar.

El 30 de junio del año pasado, la joven entró en contacto con Izaura Z, de 23 años. La mujer, rumana como ella, la convenció para dejar su país, donde vivía con su tía. En España, le dijo, le esperaba un empleo como camarera. Con ella, el novio de esta, Tony B., de 36 años, y dos hombres más se subió a la caravana.

"Ya durante el viaje la víctima detectó actitudes sospechosas, conversaciones, e intentó llamar a su tía. Pero ellos tiraron su teléfono por la ventana", relató ayer el inspector de los Mossos d'Esquadra, Ramon Grasa.

Repartición de papeles

En Malgrat de Mar, aparcaron la caravana en un camping de la ciudad. "Había una repartición clara de roles: Izaura la controlaba en la carretera, Toni la llevaba cada día a la Nacional II y los otros dos individuos la agredían", detalló Grasa. Estaba vigilada en todo momento, lo que le impedía escabullirse.

Tras varias semanas, los captores la llevaron a un club en la Selva, Girona. Allí conoció a otra mujer rumana, con la que urdió una trama para escapar. Compraron un billete de bajo coste a Rumanía. El 3 de agosto tenía que partir desde El Prat, pero hubo un problema con la facturación de las maletas. La víctima se quedó dos días deambulando por Barcelona, cuando la encontraron los Mossos.

La joven contó su calvario a los agentes, que dictaron una orden europea de detención. En febrero detuvieron a Izaura y Tony en Eslovenia. Al tercer integrante, Ciprian-Marcelo B., de 32 años, en Las Rozas (Madrid). El cuarto sigue en busca y captura. La joven ha vuelto a Rumanía.

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS