Siete entidades encabezadas por Caja Madrid aprueban unirse en la mayor caja española

Las asambleas de Caja Madrid, Bancaja, Caja Insular de Canarias, Caja Segovia, Caixa Laietana, Caja de Ávila y Caja Rioja aprueban su integración en un banco que empezará a andar en enero próximo

Nadie esperaba sorpresas y no llegaron. Las asambleas de las siete cajas que forman la mayor caja (Caja Madrid, Bancaja, Caja Insular de Canarias, Caja Segovia, Caixa Laietana, Caja de Ávila y Caja Rioja) han aprobado este martes su integración. Las siete formarán un banco que empezará a andar en enero próximo, aunque todas ellas mantendrán su marca, personalidad jurídica y órganos de gobierno.

El 98% de los representantes de la asamblea de Caja Madrid y de Bancaja votaron a favor de la formación de un SIP (Sistema Institucional de Protección) o fusión fría.

Los escollos en las asambleas desaparecieron tras alcanzar un acuerdo con los sindicatos sobre las condiciones laborales que se aplicarán a los excedentes de plantilla y las remuneraciones.

Más información
Rato dice que Caja Madrid será un banco con interés social

Rodrigo Rato, presidente de la entidad madrileña, ha dicho que este acuerdo permite afrontar "con garantías" los dos retos del sector financiero: la dimensión y la capitalización. Por primera vez Rato se ha referido a la entidad resultante como "un banco", término que no ha empleado José Luis Olivas, presidente de Bancaja.

Rato ha explicado que la nueva entidad se configurará como una sociedad anónima con estatuto de banco, lo que mejorará el acceso a los mercados de capitales. "Este no será un banco más, que solo busque el beneficio de unos accionistas, ya que en este caso, sus accionistas somos las cajas y creemos en la importancia de los intereses colectivos para inspirar la actividad financiera", comentó para tranquilizar las sensibilidades sociales de la asamblea. Incluso ha asegurado: "La nueva sociedad permitirá potenciar la obra social de las siete cajas, privilegiar la financiación de los territorios donde estamos presentes y crear un fuerte programa de responsabilidad social corporativa".

Caja Madrid rebaja sus dietas

La asamblea de Caja Madrid también aprobó por unanimidad rebajarse un 5% las dietas -única retribución de los consejeros de la caja- por asistencia de los miembros de la Asamblea, la Comisión de Control y el Consejo de Administración y sus comisiones delegadas, por primera vez en su historia.

La cuantía de las dietas pasa de los actuales 1.350 a 1.282 euros brutos por sesión, que quedan en 833,3 euros netos, frente a los 877 vigentes hasta ahora. La medida entrará en vigor el primero de octubre de 2010.

Caja Madrid tendrá el 52,06% de la entidad resultante frente al 37,7% de Bancaja. La sede social estará en Valencia y la operativa en Madrid. Las entidades que se integran recibirán 4.465 millones de ayudas públicas para mantener los niveles adecuados de capital y prevén reducir un 12% las oficinas y un 14% la plantilla con prejubilaciones. La entidad está elaborando un plan de integración financiera 2011-2014 y espera ahorros de 500 millones a partir de 2013. También espera reducir un 10% anual el coste de los servicios centrales.

El presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, durante su intervención en la asamblea celebrada este martes para aprobar su integración en el nuevo grupo financiero.
El presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, durante su intervención en la asamblea celebrada este martes para aprobar su integración en el nuevo grupo financiero.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS