Aigües de Sabadell repartirá 8,8 millones de euros entre sus accionistas para defenderse de la OPA

El Grupo Cassa obtuvo un beneficio neto de 924.000 euros en el primer semestre

La Junta General Extraordinaria de Accionistas de Aigües de Sabadell (Grup Cassa) ha aprobado este martes el reparto de más de 8,8 millones de euros en dividendos para contrarrestar la OPA sobre el 100% del capital anunciada por Agbar. De los 8,8 millones de euros, 2;7 corresponden al reparto de dividendos del actual ejercicio y a una parte de las reservas de libre disposición, mientras que el resto se materializará con la venta de la cartera de valores mobiliarios de la sociedad Ribatallada -titularidad de Cassa-, que están valorados en más de 6 millones de euros. Los dividendos procedentes del ejercicio y de la reserva se materializarán el 17 de septiembre, lo que comportará 0,35 euros y 4 euros por acción, respectivamente.

Ante las medidas aprobadas por la mayoría de los accionistas de Cassa, Agbar -con más de 70.000 acciones en su poder- ha anunciado que ajustará su oferta de 71 euros por acción para compensar el reparto, a la espera de la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El presidente del consejo de administración de Cassa, Xavier Bigatà, ha evitado posicionarse públicamente sobre la OPA, pero ha recordado que lidera un "proyecto empresarial independiente que todos hemos contribuido a construir y que a día de hoy es un proyecto de futuro" que se refleja en los más de 84 euros que vale cada acción.

Bigatà ha subrayado la trayectoria de la compañía a lo largo de sus más de 60 años y su vinculación con Sabadell (Barcelona), cuyo Ayuntamiento forma parte del consejo de administración. Por ello, el vicepresidente de Cassa y alcalde de Sabadell, Manuel Bustos, ha reiterado las peticiones de los municipios donde opera la compañía, que de manera unitaria solicitaron ante un eventual cambio de accionariado que se mantengan los acuerdos tarifarios pactados, así como el mantenimiento de la fundación social, sus planes de inversión, la participación pública y la sede en la cocapital vallesana.

La junta de accionistas también ha aprobado la autorización para resolver el contrato de gestión de las aguas residuales que mantiene que con el Ayuntamiento, al entender que la OPA "puede afectar la forma de gestión del servicio". A pesar que Agbar ha comunicado su intención de mantener los compromisos de Cassa, Bustos ha advertido que no hacerlo se interpretará como un gesto de "hostilidad" hacia la ciudad, cuyo principal objetivo es garantizar "el sentimiento sabadellense y el servicio público".

El Grupo Cassa obtuvo un beneficio neto de 924.000 euros en el primer semestre, un 2,5% menos que durante el mismo periodo del ejercicio anterior. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) admitió a trámite el 19 de julio la OPA de Agbar sobre el 100% del capital de Cassa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS