CHRISTINE LAGARDE | DIRECTORA GERENTE DEL FMI | Cambios en la arquitectura económica mundial

Lagarde, una dirigente ejemplar y con perfil anglosajón

La nueva directora del Fondo Monetario Internacional no es una dirigente política profesional y posee una impronta liberal

En su inmenso despacho del complejo de aliento futurista de Bercy, con una vista del Sena algo portuaria, Christine Lagarde tiene una pared llena de dibujos de humoristas políticos que se refieren a ella, enmarcados cuidadosamente. Asegura que es una manera de entender las críticas. Nacida en París en 1956, la nueva directora del Fondo Monetario Internacional es alta, elegante, amable y, por lo general, muy tranquila, con un currículum casi inmaculado al frente de las finanzas francesas y un recorrido vital muy poco común entre los miembros de un Gobierno francés.

No es una dirigente política profesional y posee una impronta liberal-anglosajona que compensa, a ojos de los estadounidenses, su origen francés y europeo. Tras estudiar derecho e inglés, entró a trabajar en el inmenso despacho de abogados estadounidense Baker & McKenzie. Subió los peldaños de la firma uno a uno hasta llegar a lo más alto. Cuando llevaba 10 años viviendo en Chicago, en 2005, recibió la llamada de Dominique de Villepin para hacerse con la cartera de Comercio Exterior. Después, en 2007, Nicolas Sarkozy y François Fillon la eligieron como ministra de Economía. Los comienzos fueron algo difíciles y la experimentada abogada comercial de aliento estadounidense e inglés exquisito, amiga (al principio) de soltar ocurrencias, tropezó con las complejidades infinitas de la vida política francesa. Ante la subida de los precios del petróleo, recomendó, medio en serio medio en broma, que se utilizara más la bicicleta. Sufrió un aluvión de críticas y comenzó a clavar dibujitos en la pared del despacho.

Más información
El Gobierno alemán apoya a Lagarde para dirigir el FMI
China apoya la candidatura de Lagarde para dirigir el FMI
Lagarde confirma su candidatura a presidir el FMI
Lagarde anuncia su candidatura al FMI frente a la oposición de los emergentes
Lagarde se hace con la dirección del FMI
Lagarde afirma que las crisis griega y el paro serán las prioridades de su mandato
Lagarde sitúa la deuda soberana como prioridad en su gestión del FMI

Poco a poco se aferró al timón. La brutalidad de la crisis económica le dio la oportunidad de su vida. En noviembre de 2009, el Financial Times la eligió como la mejor ministra de Economía de Europa. "Es la estrella de los ministros de Economía (...). Las medidas presupuestarias adoptadas rápidamente por el Gobierno francés han sido importantes para evitar una recesión más profunda. A esto hay que añadir su estatura internacional".

Hace menos de dos meses se convirtió en el titular de Economía que más tiempo seguido llevaba en el cargo en la V República, un récord de continuidad, estabilidad y eficacia que hasta ahora mantenía el socialista Pierre Bérégovoy. Y eso que en la última renovación importante del Gobierno, en otoño de 2010, su nombre y su figura ascendente saltaba de un hipotético cargo a otro: ministra de Asuntos Exteriores, primera ministra...

Al final, Sarkozy decidió seguir teniendo al frente del difícil timón económico a la fiable Lagarde para que supervisara (hasta ahora con éxito) la presidencia francesa en 2011 del G-20 y el G-8.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Solo un asunto algo turbio ha oscurecido últimamente su rutilante carrera de ministra ejemplar. Un fiscal francés va a investigar su actuación en un viejo y tortuoso asunto relacionado con el polémico exministro y empresario Bernard Tapie. Un grupo de diputados socialistas acusan a Lagarde de abuso de autoridad y de haber actuado en beneficio del exministro. Ella lo niega. El episodio hacía algo de ruido mediático y empañaba la acrisolada imagen de Lagarde antes de la detención de Strauss-Kahn por supuestos abusos a una empleada de la limpieza en un hotel de lujo. Desde entonces, el caso Tapie se convirtió en una minucia disculpable para la nueva directora gerente del FMI.

SCIAMMARELLA

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS