Economía abre expediente a Deloitte por la auditoría de Bankia

El expediente tratará de aclarar si se produjeron irregularidades técnicas

El caso Bankia tiene múltiples derivadas. Una de ellas es el papel del auditor, que no es menor. El jueves se hizo público que el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), dependiente de Economía, ha abierto un expediente sancionador a Deloitte y a su socio Francisco Celma. Los temas son las auditorías a las cuentas de Bankia y su matriz BFA de 2011 de Bankia, realizadas a 31 de marzo y a 30 de junio, justo antes de la salida a Bolsa. El expediente tratará de aclarar si se produjeron irregularidades técnicas en dicha revisión contable.

Fuentes próximas al proceso explicaron que el expediente se ha abierto porque hay indicios de “falta de independencia” de Deloitte, ya que realizó trabajos para Bankia previos a su salida a Bolsa, incompatibles con sus labores de auditoría. Eso desencadenaría en una falta muy grave. Además, otro motivo por el que el ICAC ha abierto el expediente a Deloitte es porque cree que la auditora no comprobó los saldos de activos y pasivos de Bankia, algo que podría suponer una falta grave. El expediente se resolverá en aproximadamente un año.

Deloitte ha asegurado que el expediente se centra en “formalidades técnicas” y que “en ningún caso suponen una modificación de los estados financieros auditados de la entidad”. Es decir, que no afectan ni al capital ni a las provisiones, que son las cuestiones principales que se debaten en el juicio de Bankia.

Respecto a los trabajos realizados por el auditor, fuentes conocedoras del proceso comentan que fue la CNMV la que determinó que Deloitte los hiciera. Se trata de la segregación de activos de BFA a Bankia, el seguimiento efectivo de todos los movimientos contables y la comprobación de los estados financieros intermedios en el proceso de segregación.

La firma auditora resta importancia a la apertura del expediente al incidir en que es “un procedimiento usual” dentro de las funciones del ICAC y subraya que el comité de auditoría de Bankia nunca puso reservas al trabajo de Deloitte como auditora.

Deloitte ha sido una pieza clave en el desarrollo del caso Bankia, ya que la mayoría de los consejeros que declararon en la instrucción del caso culparon de los problemas de Bankia a la firma de auditoría por no avisar a tiempo. Sin embargo, este asunto no está denunciado por el ICAC. Este organismo abrió también un expediente informativo a Deloitte por su auditoría sobre Banco de Valencia, que emitió sin salvedades y luego tuvo que ser vendido a La Caixa por un euro tras inyectar casi 6.000 millones de dinero público.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

El expediente se enviará ahora al juez Fernando Andreu, instructor del caso Bankia, informa Efe, y puede derivar en una sanción, aunque la auditora confía en que sea archivado.

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS