Las compañías aéreas LAN y TAM se unen bajo la misma marca

Las aerolíneas, dos de las más grandes de América Latina, se fusionaron hace tres años

Claudia Sender, presidenta de TAM.
Claudia Sender, presidenta de TAM.REUTERS

Dos de las compañías aéreas más grandes de América Latina, la chilena LAN y la brasileña TAM, operarán juntas bajo el nombre Latam a partir del próximo año. La estrategia es una apuesta por la consolidación del grupo aéreo como el más fuerte de la región, tres años después de la fusión de las dos empresas, que ya formaban el holding Latam Airlines. Latam cambiará la imagen de sus mostradores en aeropuertos, la pintura de los aviones y los uniformes de los empleados de forma gradual a lo largo de tres años e invertirá unos 40 millones de dólares.

“La creación de este grupo de compañías aéreas es una oportunidad para llevar América del Sur al mundo y nos ayudará en nuestro posicionamiento para poder operar en un escenario cada vez más competitivo”, anunció Enrique Cueto, vicepresidente ejecutivo del Grupo Latam Airlines.

El grupo Latam ofrece actualmente 144 destinos en 26 países y cuenta con 53.000 empleados

Los socios del grupo reconocen que dejar atrás las marcas TAM y LAN es difícil y arriesgado, pero creen que la unificación será esencial para la presencia global de la compañía. El presidente del consejo de administración, Mauricio Amaro, subrayó que pasaron más de dos años de discusión entre la propuesta de cambio y la decisión final, que era inevitable.

A pesar de la fusión, las empresas seguirán operando de forma independiente en sus programas de fidelidad, LANPass y TAM Fidelidade. Además, todos los ejecutivos mantendrán sus cargos. “Estamos trabajando muy duro para ofrecer una experiencia única al cliente”, dijo Claudia Sender, presidenta de TAM.

Los aviones con el nuevo logo, inspirado en el mapa geográfico de América Latina, deben estar listos para despegar en el primer semestre de 2016. El grupo Latam ofrece actualmente 144 destinos en 26 países y cuenta con 53.000 empleados.

La fusión ocurre en un momento en el que el mercado de la aviación sufre los efectos de la crisis económica brasileña. A fines de julio, TAM anunció un recorte del 10% en sus vuelos en Brasil. La compañía brasileña citó la subida del dólar y la inflación como atenuantes.

En la presentación de la nueva marca, el vicepresidente ejecutivo de Latam Airlines resaltó la existencia de los problemas económicos de la región y, sobre todo, en Brasil. “Hay economías sufriendo mucho. La devaluación de las monedas impacta, pero apostamos por la unión”, afirmó.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS