Mediolanum asumirá el coste de la comisión extra por retirar efectivo

La entidad ofrece 52 retiradas de efectivo gratuitas al año a partir del 1 de octubre

Un joven utiliza un cajero automático de CaixaBank, en Madrid.
Un joven utiliza un cajero automático de CaixaBank, en Madrid.Samuel Sánchez

Utilizar nuestra tarjeta de débito o crédito para pagar compras o sacar dinero es la operación que con más frecuencia nos hace recordar que tenemos nuestro dinero en un banco. Pero no es la única; también la anunciada política de algunas entidades de cobrar a los no clientes por el uso de sus cajeros nos hace recordar donde están guardados nuestros ahorros. Ante esta maniobra la banca mediana está contraatacando, asumiendo el coste de las comisiones. Banco Mediolanum es la última entidad en anunciar, este lunes, la intención de devolver a sus clientes lo cobrado de más por sacar dinero de los cajero de los grandes bancos que han decidido aplicar la doble comisión.

Más información
Casi la mitad de cajeros cobrarán comisiones extra a los no clientes
Orden en la selva
El Santander también cobrará dos euros a los no clientes en sus cajeros
El BBVA cobrará dos euros por el uso de los cajeros a los no clientes
La UE pide datos a La Caixa por la subida de comisiones de cajeros
La mayor red de cajeros quiere cobrar dos veces por sacar dinero
Los españoles pagan un 78,6% más que los europeos por sacar dinero en un cajero
Cuáles son las comisiones bancarias más abusivas y cómo evitarlas
Economía deja en manos del Banco de España las comisiones de los cajeros
El Banco de España no tiene pruebas de que se aplique la doble comisión

La estrategia de Banco Mediolanum se basa en el número de operaciones efectuadas: la entidad estima que el 90% de sus clientes retiran efectivo en cajeros 52 veces al año o menos, y de acuerdo con este cálculo, a partir del 1 de octubre, procederá a la devolución del importe de la comisión —acces fee—, estableciendo el límite de retiradas gratuitas en 52. Cuando se saque dinero en un cajero que no aplique la nueva comisión, la entidad absorberá la comisión que esta operación genere, como venía sucediendo hasta ahora.

Según el estudio del Banco de España Evolución en España de las tarjetas como medio de pago (1996-2004), España era el país europeo con la mayor red de cajeros y terminales de punto de venta —55.399 cajeros y 1.055.103 terminales a finales de 2004—. La proporción de estos dispositivos por habitante presentaba la misma característica, lo que situaba a España a la cabeza de Europa. Los datos actuales, del primer trimestre de 2015, arrojan resultados muy significativos que merece la pena analizar:

Por un lado, el número de cajeros ha caído un 8,95% entre 2004 y 2015, quedando en España 50.441 cajeros. Si cruzamos estos datos con la población en España, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en los años en cuestión, resulta que a finales de 2004 cada 781 habitantes tenía un cajero a su disposición, mientras que en 2015 la cifra es de 1 cajero por cada 920 habitantes. Cada vez menos cajeros por cliente bancario.

Por otro lado, los terminales punto de venta (TPV), utilizados en comercios y otros establecimientos para que los clientes puedan pagar con tarjeta, pasamos de 1.055.103 a 1.410.984 unidades, un incremento del 33,73%. Teniendo en cuenta la población en cada momento, supone que a finales de 2004 cada 41 españoles tenía un TPV a su disposición, mientras que en 2015 la cifra es de 31: cada vez más TPV por cliente.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Es muy significativo también tener en cuenta la evolución del número de TPV desde el inicio de la crisis hasta ahora: en 2008 el número de terminales subió un 6,49% anual, situando su número en 1.557.355; a partir de este cenit, los números de TPV —con relación directa con el número de negocios abiertos— no dejó de caer, con una espectacular bajada del 11,98% interanual en 2013. Sin embargo, el año 2014 nos deja ya un crecimiento del 6,65%, y del 4,93% en términos interanuales en el primer trimestre de 2015. 

El número de cajeros ha caído un 8,95% entre 2004 y 2015

Una reducción notable del número de cajeros por habitante, que no se relaciona solo con la crisis, ya que actualmente y con una clara salida de ella, los cajeros siguen en reducción, al mismo tiempo que se cierran oficinas. Podemos, por tanto, concluir que el tener menos cajeros a nuestra disposición no es coyuntural y, por tanto, nos tendremos que acostumbrar a ello.

Muy relacionado con esta tendencia —menos cajeros y más puntos de venta—, Banco Mediolanum también ha puesto en marcha una campaña de recompensas que permitirá a los clientes beneficiarse económicamente si sustituyen las retiradas de efectivo por los pagos con tarjeta. Así, los clientes que utilicen menos de la mitad de sus 52 retiradas gratuitas y realicen pagos medios mensuales de al menos 250 euros con su tarjeta de débito o de crédito, recibirán anualmente una recompensa de 20 euros por la tarjeta de débito y de 50 euros por la de crédito.

La guerra fría entre grandes bancos y sus competidores está servida. Los consumidores, por su parte, se ven afectados por el fuego cruzado. Denunciando de forma particular o mediante asociaciones de defensa de sus derechos, se trata de evitar la práctica irregular identificada por el Banco de España, consistente en cobrar dos comisiones por un mismo servicio de pago, la retirada de efectivo en un cajero automático. En una nota pública señala el supervisor que “… ese servicio solo puede originar el cobro de una comisión, ya sea por la entidad emisora de la tarjeta o por la entidad propietaria del cajero”.

La guerra está servida, con efectos dolorosos en nuestras carteras y en los balances de algunos bancos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS